El Mail Art en la Era Cibernética: entrevista de César Reglero a John Held Jr.

Entrevista CRC a John Held, Jr.                 (Traducción Myriam M. Mercader)

CRC: Cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos años.

Gracias por poner en mayúsculas Mail Art (Arte Correo). Para mí es muy importante porque pone de manifiesto que el Mail Art es un movimiento (Dada, Cubismo, Fluxus), aunque también puede ser un medio (pintura, collages, sellos de artista). Esta es una de las incertidumbres sobre el Arte Correo de los últimos años, ya que aquellos que son nuevos en este campo tienen poca idea de su historia. Esto sucede por la falta de exposiciones importantes, al menos en los Estados Unidos, y falta de catálogos académicos sobre el tema. Siempre espero que esto cambie y poco a poco está cambiando (Agregue Y Devuelva: Mail Art en las Colecciones del Mide-Ciant/UCLM, 2020), pero demasiado lento para mi gusto. Por otro lado, esto nos genera otra pregunta: ¿Debería el Mail Art estar en los museos? O sería mejor que se mantuviera fuera del sistema que siempre tiende a corromper a los que en él participan. No es una preocupación nueva, pero sí una que se mantiene en el tiempo. Una de las virtudes del Mail Art es que cuestiona la definición de Arte y nos mantiene con empuje en nuestra concepción de Arte como lo hicieran los movimientos Dada o Fluxus. Por lo tanto, yo lo tomo muy seriamente y quiero que los demás también lo tomen en serio. Pero también quiero ver un intercambio de obras libres y sin comercio ni reglas que lo coarten. Por eso es por lo que la exposición Agregue y Devuelva (Add and Pass) es un modelo para un futuro institucional del Mail Art, ya que tiene un catálogo con textos escritos por académicos en el campo sobre las obras donadas a la colección por un grupo de Mail Artistas Españoles, y también un gran catálogo con el listado de participantes y donantes de su obra para la exposición, que sigue manteniendo vigentes las reglas de aceptación de todas las obras, de su catalogación y del no retorno.

CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución.

Soy un gran admirador de Ulises Carrión, que explicó que el Mail Art no estaba atado a la Oficina de Correos, sino que usaba el sistema postal como parte una estrategia social para construir una red de artistas internacionales de libre intercambio. El Mail Art era, por lo tanto, capaz de dar el salto directo a Internet siendo éste también un modelo cultural para la cooperación y la comunidad. Mail Art es una comunidad intencionada y cruza todos los medios, cogiendo lo más útil de cada uno de ellos. Las exposiciones en la red de acuerdo a las reglas del Mail Art son útiles para conectar y extender el espíritu de la comunidad desde la conexión digital a la postal y la personal.

CRC: Si la anterior pregunta es afirmativa, ¿debería cambiar de denominación el arte postal y figurar con nombre distinto al actual?

El Mail Art continúa siendo un paraguas que ampara muchas actividades artísticas no comerciales (sellos de goma, sellos de artistas, poesía visual, collage, performance, activismo social, intercambio intercultural, redes digitales). El nombre siempre ha sido controvertido. Muchos prefieren Correspondence Art, Post Art o Eternal Network. A mí me gusta Mail Art porque refleja el trabajo de una persona. Es un Arte que no es pretencioso, es democrático, abierto a hombre y mujeres, jóvenes y mayores, ricos o pobres, orientado a la artesanía o a lo artístico -histórico.

CRC: Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro

El Mail Art continuará siendo examinado por académicos que lo atacarán por su rica vena de información vital sobre la condición humana de nuestro tiempo. Así como Ray Johnson una vez fue considerado “el artista desconocido más famoso de New York” Mail artistas como Clemente Padín, Eduardo Vigo, Paulo Bruscky, Graciela Marx, Pawel Petasz, Robert Rehfield, Guillermo Diesler, Serge Segay, Rea Nikonova, Anna Banana, Carl Chew, H. R. Fricker, Ryosuke Cohen, Richard Craven… la lista sigue y sigue … se erigirán de los márgenes del mundo del arte para ser vistos como proveedores básicos de una nueva era de comunidad global intencionada.

CRC: Qué recomendaciones harías para que el arte postal no perdiera sus señas de identidad.

A medida que el Mail Art es más conocido a través de nuevas exposiciones, catálogos y libros, y que artistas como los mencionados antes, los que ya han muerto o los que continúan con el Mail Art después de cincuenta años, cobran más atención, el Mail Art no puede perder de vista las raíces de su éxito. El Mail Art permitió la entrada de todos los que querían participar sin coste ni censura, valorados no por la obra que producían, sino por su creatividad, la que contribuyó a energizar la red. Las nuevas caras que no dejan de aparecer constantemente en el Mail Art me llenan de esperanza de que este movimiento artístico continuará sobre la base de una curiosidad desinteresada, no comercial y creativa.

(Las entrevistas realizadas podrán seguirse en facebook.com/cesar.reglerocampos  y en el blog de Myriam M. Mercader)

Destacado

El Mail Art en la Era Cibernética. Entrevista de César Reglero a Anna Boschi Cermasi.

CRC: Cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos año?


El cambio que he observado en el arte postal en los últimos años es la alta participación en Internet, circuito internacional tan animado, atractivo, conectado a Fluxus, DADA, etc. pero con desconocimiento de su historia, su nacimiento, de quién es “the father of mail art network” o cómo ha sido divulgado; inmediatamente usaron su nombre (Mail Art), agregándolo a las fotografías (arte de correo de fotos), a obras de pequeño formato (arte de correo postal), acciones que no tienen nada que ver con este «fenómeno» que ha afectado (y aún afecta) a todas las naciones del mundo. Básicamente, lo convirtieron en un «juego» común, degradándolo de la manera más banal, probablemente pensando que bajo el nombre de Mail Art resultaría más fácil el darse a conocer. No, este no es el caso en absoluto… y la diferencia debería subrayarse muy bien.


CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución?


No, tampoco estoy de acuerdo con eso. Todo lo que se transmite por correo electrónico es arte de correo electrónico, que no debe confundirse con arte de correo. El arte correo es una obra única, firmada, sellada, con el encanto del
artefacto, la elección de los materiales, la intervención con la escritura, el signo, el collage, el color y llega al destinatario a través del buzón (letter box). Si el buzón no existiese el arte postal probablemente nunca hubiera nacido… En el pasado, la fotocopiadora se usaba mucho, pero llegó también enriquecida con intervenciones
manuales firmadas y, a menudo, con e l agregado de artistamps elaborados por los propios artistas, y esto también lo confirman las obras del gran RAY JOHNSON (father of mail art network) en el que el artista colocó sus quejas, sus dibujos irónicos, su conocido «conejo» y firmando sus trabajos. El correo electrónico (E-MAIL ART), en cambio, transmite documentos fríos e impersonales, que pueden ser reproducidos interminablemente, que no tienen nada
que ver con la «belleza» del papel de Mail Art. Para este tipo de trabajos sería necesario organizar proyectos E-MAIL ART, muy actuales en la actualidad, pero eso es otra cosa.


CRC: Si la anterior pregunta es afirmativa, ¿debería cambiar de denominación el arte postal y figurar con
nombre distinto al actual?


Teniendo en cuenta lo anterior, el arte postal no debe cambiar nada, debe permanecer siempre MAIL ART, mientras que el uso actual de las computadoras para proyectos artísticos debe dar vida a E-MAIL ART. Uno no excluye al otro, y ambos siguen siendo lo que son.


CRC: Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro?


¡Buena pregunta! Siempre que quede un solo artista (de vieja o nueva generación) que continúe dando vida a MAIL ART, éste seguirá su camino aún en el futuro.


CRC: Qué recomendaciones harías para que el arte postal no perdiera sus señas de identidad?


Me repito. El arte postal (Mail Art) tiene el sello de la comunicación artística personal, por participación en proyectos temáticos que circulan, intercambio, relación, amistad, arte bajo la docilidad del papel para tocar, navegar, leer,
interpretar con la materia y elementos originales y únicos. Por tanto, recomiendo que se respete todo esto para poder seguir viviendo una experiencia maravillosa. Movimiento artístico desprovisto de intereses personales y de dinero, pero que une a todos, superando barreras políticas, sociales, culturales.

Traducción: Valdor
(Las entrevistas realizadas podrán seguirse en
facebook.com/cesar.reglerocampos y en el blog de Myriam M. Mercader)

Destacado

El Mail Art en la Era Cibernética. Entrevista de César Reglero a Emilio Morandi

CRC: Cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos años.

Después de los años históricos, 60-70, los retos y objetivos del arte correo actual son esencialmente concordar y ampliar la gran comunidad de la red (network) hacia una fructificación del arte comunicativo con un propósito ético, educativo, donde todos los participantes se conviertan ellos mismo en históricos del movimiento, tanto como curadores, conservadores, archiveros o divulgadores de este patrimonio del que forman parte. Esta comunidad del nuevo milenio debe poner atención a que la diversidad creativa de cada uno se convierta en una necesidad para poder comparar la multiplicidad y posible contradicciones con la libertad absoluta en el uso de las redes postales y electrónicas, manteniendo el relevo generacional con extrema apertura a la socialización, poniendo al mismo nivel las obras de principiantes, amantes del arte, artistas conocidos y menos conocidos, a despecho de lo establecido por la crítica de arte tradicional, y socavando el sistema de arte oficial fundacional. Esto es lo que muchos artistas del correo han decidido seguir haciendo.

CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución?

Los mailartistas conservadores ven las comunicaciones electrónicas como una experiencia poco interesante, plana y poco expresiva y con obras no originales; las redes electrónicas, a su vez, ven el clásico arte postal como fuera de tiempo, lento, caro y no apropiado a los tiempos actuales. En cambio, participar en ambas modalidades es estimulante y me siento, como artista, en el lugar correcto al intervenir en los dos sistemas.

En el Mail Art se ha utilizado fax, computadora, e-mail, pero el correo postal es siempre el medio más apreciado en la mayoría por la grata emoción que es el recibir sobres y trabajos originales que han viajado, pasando de mano en mano en el mundo. Es a través de ese correo postal un medio por el cual se lleva a cabo el intercambio de jóvenes participantes a partir de eventos escolares. Sin duda el contacto y la comunicación con el correo electrónico son muy importantes, pero, por mi parte, prefiero escribir, dibujar, trabajar con las manos. La computadora ofrece nuevas posibilidades, pero nunca hará que las antiguas costumbres sean superfluas. La belleza del Arte Postal es que en él pueden coexistir posiciones y formas muy diferentes.

CRC: Si la anterior pregunta es afirmativa, ¿debería cambiar de denominación el arte postal y figurar con nombre distinto al actual?

Un aspecto del arte correo es el espléndido viaje que hace por las fronteras de las culturas y los idiomas, son obras de arte que cruzan las barreras de los idiomas, cruza fronteras, pasa de un continente a otro.

El arte postal te ofrece un modo de dar valor al mundo en el que vives; comunicación directa sin filtros ni censura, sin selección, integración sin competición, sin ánimo de lucro, inter-lingüístico e interracial: «Art Vida». Una actualización del movimiento Fluxus.

El arte correo no puede cambiar el mundo pero puede transformarlo en un mundo humano real, personas que nunca se han conocido intercambian ideas, proyectos, ya sea por correo postal o correo electrónico y a través de imágenes, poemas, música, fotografía, video…

En mi opinión el Arte Postal no debe cambiar porque ha sido y sigue siendo la primera red social histórica aún viva, fresca y siempre en gran expansión.

CRC: Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro

La Red está en la historia y, como tal, está sujeta a cambios. Todas las disciplinas artísticas pueden convivir en el arte correo. Pintura, poesía, audio arte, video arte, fotografía, performance, instalaciones y encuentros en congresos con discusiones presenciales entre artistas para un debate abierto y libre a nuevas ideas. El performance o la acción artística es un contacto con el público para la superación del individualismo, para potenciar una colaboración social y también para el posible inicio de trabajo en grupo entre artistas de diversas disciplinas. Los Congresos Network celebrados en Artestudio Morandi en Italia en 1987, 1992 y 2012 fueron oportunidades preciosas para enriquecer el circuito con energía creativa, para el nacimiento de nuevos contactos personales, nuevas iniciativas culturales, nuevos proyectos, encuentros y festivales.

CRC: Qué recomendaciones harías para que el arte postal no perdiera sus señas de identidad.

El arte por correo ha tenido durante mucho tiempo relaciones con otras formas de expresión artística: poesía visual, xerox art, audio art, copy art, video art, collage, instalaciones, comportamiento, arte narrativo, performance, etc.; ahora con el correo electrónico, comunicación inmediata en el planeta. El arte correo quiere ser oficialmente libre para expresar sentimientos y emociones en un lenguaje universal.

Recientemente, han nacido nuevas revistas de Arte Postal: «Icaria» (España), «Artist Matter» (Alemania), y desde hace algún tiempo, proyectos colectivos como «Field Report» (Australia) y «Franticham’s» (Irlanda). Además de que varios archivos de arte correo son admitidos por museos de arte contemporáneo, mientras nacen museos dedicados al propio Mail Art.

(Traducción: Valdor)

(Las entrevistas realizadas podrán seguirse en facebook.com/cesar.reglerocampos  y en el blog de Myriam M. Mercader)
Destacado

El Mail Art en la Era Cibernética. Entrevista de César Reglero a Javier Seco.

CRC: Cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos años.

He apreciado cambios en la permisibilidad de los envíos. Cada vez se restringe más lo que puede ser franqueado. También que al aumentar la facilidad cibernética y los canales alternativos, se propicia una hibridación de disciplinas. Las nuevas tecnologías posibilitarán la reproducción e impresión en 3D de cualquier objeto pero haciendo desaparecer sus condiciones artesanales.

CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución.

Para mí el arte postal se fundamenta en el servicio de correos postal, como vehículo de esta forma de arte. La intervención de los carteros es primordial. El juego que se establece para hacer llegar las piezas a su destino, la satisfacción de encontrar una “carta” inusual en tu buzón, el objeto físico (teñido de poesía o de arte) entremezclado con las facturas que te alegra el día , la esperanza y la sorpresa en lo que “ va a llegar”,… requieren de unos tiempos y unas herramientas propias del Mail Art.

CRC: Si la anterior pregunta es afirmativa, ¿debería cambiar de denominación el arte postal y figurar con nombre distinto al actual?

La intervención del correo electrónico ha dado lugar al E-Mail Art. Su utilización posibilita que las convocatorias sean más fáciles, ayudan a su difusión, agilizan los tiempos, llegan a más personas, economizan costes, etc.,  pero redundando en lo anterior, transforman el concepto de Arte Correo, además de acabar, de un plumazo, con  los sellos de Artista y su cultura adyacente.

CRC: Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro

Se encamina al desuso. Como los vinilos, los libros en papel, las cabinas telefónicas,  las charlas mirándose a los ojos en directo pudiendo oler el sabor de los silencios, y tantas otras cosas… seguirá teniendo un club de fans, unos followers vintage minoritarios, que permanezcamos deleitándonos con su práctica y evitando que caiga en el olvido. Ya en algunos países el servicio postal es muy deficitario o inexistente y en estos tiempos de pandemia, la situación se agudiza aún más.

CRC: Qué recomendaciones harías para que el arte postal no perdiera sus señas de identidad.

El seguir utilizándolo es su única manera de supervivencia. Que su práctica conviva con otras formas de comunicación sin perder sus cualidades de denuncia, reivindicación, sociales, igualitarias… que han conformado su identidad a lo largo de estas décadas.

Ya enterramos el Arte Postal siguiendo vuestra iniciativa pero yo lo veo colear por todas partes.

Si el Arte Postal ha muerto, ¡que viva el Mail Art!

(Las entrevistas realizadas podrán seguirse en facebook.com/cesar.reglerocampos  y en el blog de Myriam M. Mercader)

Destacado

El Mail Art en la Era Cibernética: Entrevista de César Reglero a Ferran Destemple

CRC: Cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos años.

Como yo me incorporé tarde al ArteCorreo, no he vivido cambios sustanciales, a no ser el incremento exponencial del precio del envío postal. Evidentemente conocía la historia de esta práctica artística y a sus principales protagonistas, pero la mayoría de las innovaciones y propuestas estaban en funcionamiento hacía años. Mi sorpresa ha sido que no hay mucho interés en buscar nuevos caminos y que los mailartistas se conforman con repetir las fórmulas vigentes. He intentado abrir algún nuevo camino pero con poco éxito, la verdad.

CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución.

Creo que el correo electrónico no aporta nada sustancial al mailart. Las redes sociales sirven para formar grupos donde cada artista muestra sus obras, pero no veo que se produzcan ningún tipo de innovaciones. Se utilizan como réplicas del ArteCorreo convencional. Una pena, porque se debería investigar sus posibilidades más a fondo.

CRC: Si la anterior pregunta es afirmativa, ¿debería cambiar de denominación el arte postal y figurar con nombre distinto al actual?

Si lo hiciera significaría que se han producido cambios muy profundos en sus presupuestos, cosa que no ha sucedido ni tiene visos de suceder.

CRC: Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro

Desgraciadamente, a repetirse hasta desaparecer o volverse residual. Si no se producen innovaciones y nuevas propuestas el ArteCorreo se convertirá (creo que ya lo es) en un género artístico (es decir en una práctica fosilizada, que repite antiguas fórmulas y que se conforma con ello). Le ocurre algo parecido (y ahora se que algunos se molestarán por lo que voy a decir) a lo que le ocurre a la poesía visual contemporáneo, que es un remake del remake de Brossa, de Madoz etc y que está contentísima de conocerse y repetirse. No hay innovación y pocos investigan para abrir otros caminos. Está totalmente fosilizada y se ha convertido en un género más

CRC: Qué recomendaciones harías para que el arte postal no perdiera sus señas de identidad.

Precisamente que pierda, que no tenga miedo a perder sus señas de identidad. Que evolucione (si es que se puede) y se arriesgue. Todo el arte se está repitiendo hasta la saciedad. Hay un exceso de todo y nos hace falta algo de silencio y tiempo para pensar.

(Las entrevistas realizadas podrán seguirse en facebook.com/cesar.reglerocampos  y en el blog de Myriam M. Mercader)

Destacado

El Mail Art en la Era Cibernética entrevista de César Reglero a Pedro Pablo Gallardo Montero

CRC: Cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos años.

Los principales cambios están relacionados con algo que ya está entre nosotros, la red y las publicaciones electrónicas. Podemos llamar a esta modalidad como queramos, pero ha venido a quedarse. Creo que las convocatorias de Arte Postal son para que se puedan exponer físicamente y que tengan una clara intención de crear un banco de archivos, para mí no tiene ningún sentido que te pidan una obra física y luego se exponga en un blog o en la red. Personalmente procuro no participar en este tipo de convocatorias de forma física, si veo que no se va a realizar una exposición en una sala o lugar determinado.

CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución.

La respuesta es afirmativa, tiene que ser aceptado como una forma más de poder mostrar el Mail Art.

En cuanto a la forma de mostrarlo en la red, el personal demanda el streaming, y muy pocos se limitan a las descargas. Hemos debatido en numerosas ocasiones sobre este tema, y en el caso de la Revista-fanzine Procedimentum hemos llegado a las siguientes conclusiones:

• La primera cuestión era como queríamos mostrar el contenido, si a tiempo real o con descarga.

• En el caso de los pdf nos dimos cuenta que la mayoría de las revistas que lo hacían a tiempo real, la calidad de imagen era muy bajita. En este sentido, llegamos a la conclusión que no servía de mucho hacer una publicación electrónica sobre arte con una resolución baja, se perdían muchos detalles, matices, texturas, que para nosotros eran importantes.

• El siguiente paso fue optar por realizar pdfs en alta resolución con el formato descarga, siendo conscientes de que no era lo demandado por el personal. El inconveniente, la descarga tarda un poquito, pero una vez realizada y si tienes un buen monitor, puedes disfrutar de una publicación con muy buena resolución, como habrás podido comprobar en estos años. La filosofía se resume a que si alguien le interesa el tema, que se pare y disfrute realmente de lo que ve en su ordenador.

• Y la otra cuestión que nos encontramos, era que si utilizamos medios electrónicos, podemos difundir obra como vídeos y archivos sonoros, que de forma física son muchas veces complicados de difundir por la limitación de espacios y medios.

• En este último punto volvíamos a debatir si reproducíamos en streaming o mediante descarga. El streaming nos conducía a depender de otras redes sociales (lo que podríamos llamar la dependencia en la red para la difusión de obras de arte), o bien optar dentro de nuestra propia página a la colocación de motores de reproducción a tiempo real, pero continuas con la dependencia de otras páginas.

• Conclusión: no queremos depender de otros recursos en la red para mostrar nuestro contenido y optamos por comprar un dominio y un alojamiento propio para no tener ningún tipo de dependencia, a esto le sumas la reproducción en alta calidad y la libre descarga.

• Evidentemente, un dominio y un alojamiento cuesta dinero, pero bastante menos que hacerlo en papel, y si quieres ser editor y con pocos recursos económicos, para mí la red es una buena opción, ya que ha permitido la democratización en cuanto edición, pero no en cuanto ventas, que ya sabemos todos que está en manos de unos cuantos, pero bueno esta última cuestión de momento no se contempla.

• Y por último, señalar una desventaja del formato papel, tiradas cortas que si no las vendes o las colocas, necesitas un enorme lugar para almacenar, por suerte o por desgracia esta fase ya la hemos pasado, y cuando alguien me pregunta sobre si no vamos a publicar en formato papel, solo tengo que darme una vuelta por el estudio y ver el montón de cajas de algunos libros que publicamos tiempo atrás.

CRC: Si la anterior pregunta es afirmativa, ¿debería cambiar de denominación el arte postal y figurar con nombre distinto al actual?

No creo que la denominación sea algo importante, lo principal es poder difundir el arte, en este sentido la red y la publicación electrónica es un medio más. En la Revista-fanzine Procedimentum llevamos seis Convocatorias de Arte Postal y dos Convocatorias de Poesía Experimental, y las presentamos como Convocatorias Electrónicas de Arte Postal Procedimentum y Convocatorias Electrónicas de Poesía Experimental Revista-fanzine Procedimentum, respectivamente.

Los catálogos de Arte Postal y de Poesía Experimental se publican en formato pdf, como anexos a los distintos números que edita la revista con una periodicidad anual, y que están dirigidos a especialistas, investigadores y profesionales del campo del arte, la creatividad y la música.

Estas Convocatorias de Arte Postal son posibles gracias a la generosidad de los artistas, poetas visuales, músicos y videoartistas que aparecen en el catálogo. Así, cada convocatoria es realizada a partir de herramientas digitalizadas, lo que nos ha permitido adentrarnos en diferentes estructuras sonoras o visuales. Sonidos e imágenes encaminadas a dar respuesta a la improvisación libre, a la abstracción, donde satisfacer y encontrar la transformación necesaria que permita reivindicar las manifestaciones abstractas.

CRC: Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro

La institucionalización del Arte Postal es inevitable, muchas instituciones quieren tener fondos para mostrar este tipo de arte, lo que nos llevaría al debate de si el formalismo acabará con su esencia, pero por otro lado, tenemos que es una forma de democratizar el arte, ya que se fomenta que podamos contemplar arte que no se encuentra en los principales Museos y Galería de Arte.

En esta época de “exageración”, donde los intermediadores, han tomado tanto protagonismo, que ya no se habla del artista o de la obra de un artista, sino de espacios y nombres, donde parecen estar las “verdaderas” obras, el Arte Postal se nos presenta como una alternativa que puede impulsar y visibilizar las propuesta de otros artistas que no se encuentran en los canales oficiales. En este sentido, la red se convierte en una fuente constante de “desinstitucionalización”, donde poder mostrar otros contenidos no oficiales.

CRC: Qué recomendaciones harías para que el arte postal no perdiera sus señas de identidad.

Estoy convencido de que el Arte Postal no va a perder sus señas de identidad, gracias a la red y algunos de los aspectos mencionados anteriormente. Uno de los objetivos de la Revista-fanzine Procedimentum es intentar dar mayor visibilidad a nuestros artistas más experimentales, y sobre todo a los que han decidido vivir en núcleos urbanos pequeños, para que muchas de estas propuestas no se pierdan en el tiempo. Así, todos los documentos electrónicos en formato pdf creados en la revista, van a permitir en un futuro tener un gran banco de documentación, que de otra forma no hubiera sido posible.

Creo que todas las épocas del siglo pasado y de este, tiene escenas silenciadas e ignoradas. Las nuevas tecnologías nos van a permitir tener acceso a archivos sonoros y visuales que anteriormente se hubieran perdido.

(Las entrevistas realizadas podrán seguirse en facebook.com/cesar.reglerocampos  y en el blog de Myriam M. Mercader)

Destacado

El Mail Art en la Era Cibernética: Entrevista a Juanje Sanz por César Reglero

Entrevista CRC a Juanje Sanz Morera

CRC: Cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos años.

¿Cambios? muchos y ninguno, el fondo de la cuestión es el mismo que cuando empezó, manipulo y mando lo que quiero compartir, da igual el medio, postal, digital, en mano o por alguien que te lo hace llegar, pero no cabe duda que el medio digital si ha hecho que cambien las formas, el 80% de nuestro taller está detrás de un monitor, sin contar lo que ahorramos en papel, fotocopias, sobres… y los sellos carísimos!!!

CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución.

Indiferentemente del medio, este lo marca la convocatoria, “solo por correo postal, mixtas, sólo digital…” tenemos una variedad grande en la forma de difundir las convocatorias y de participar en ellas. Hacer llegar la obra es lo importante y más interesante es tenerla, guardarla, mimarla… y aceptar las que creo que son normas básicas de: no comercio, no censura… y documentación para todos, este punto es también muy importante,

CRC: Si la anterior pregunta es afirmativa, ¿debería cambiar de denominación el arte postal y figurar con nombre distinto al actual?

No, tan sólo es una modalidad más de envío, de aquí en adelante saldrán mas formas e inventos que haga volar nuestra imaginación, por ejemplo, ¿mandar obra telepáticamente o mediante un cubo tele trasportador? en fin esto avanza y muy rápido.

CRC: Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro

No lo sé, pero lo que no va a cambiar es la aventura de creación, generar Fanzines, publicaciones hojas volanderas, libros de artista, arte postal y sellos de artista, que los hacemos sin ningún interés de ganar dinero, eso sí, para hacerlo tengo que tener la nevera medio llena.

CRC: Qué recomendaciones harías para que el arte postal no perdiera sus señas de identidad.

Si hablamos de identidad pienso que no ha cambiado, pero es algo natural, normal que evolucione, que cambie, que rompa con una era y la siguiente sea diferente, es el progreso de la propia vida, el cambio.

(Las entrevistas realizadas podrán seguirse en facebook.com/cesar.reglerocampos  y en el blog de Myriam M. Mercader: myriammercader.com)

Destacado

El Mail Art en la Era Cibernética: Entrevista a Ruggero Maggi por César Reglero

Entrevista CRC a Ruggero Maggi

CRC: Cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos años.

Por supuesto, el «cambio de rumbo» más significativo del Mail Art en los últimos años está representado por la elección de muchos artistas de comunicarse casi exclusivamente por correo electrónico o social, perdiendo así, en mi opinión, la sensación determinada por la espera y la posterior sorpresa, perdiendo el sabor tangible del objeto y, en algunos casos, incluso también del olor. Falta la fisicalidad del objeto como tal.

CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución.

En parte ya lo he respondido antes, sin embargo, ciertamente se puede aceptar el e-mail art … que ciertamente es más barato, más rápido y sobre todo en estos tiempos más seguro, pero de alguien que ha estado haciendo arte postal durante 45 años, no se puede esperar que prefiera todo esto al viejo, querido y lento “Snail” Mail Art!

CRC: Si la anterior pregunta es afirmativa, ¿debería cambiar de denominación el arte postal y figurar con nombre distinto al actual?

Respetando los términos que indicaste antes: no comercio, no censura … (también porque de otro modo ya no sería arte postal) seguro que sí, puede seguir llamándose Mail Art, quizás con una pequeña «e-» delante.

CRC: Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro.

Entre los años 70 y 80 hice unos sellos para definir irónicamente (¡pero no demasiado!) el arte postal y su vocación sociopolítica:

“¿El futuro del arte postal? Después postales, cartas, fotocopias, videos … el contacto personal»

“¿El futuro de la política? Después un mal actor como Presidente de Estados Unidos (Reagan) … después una estrella del porno (Cicciolina) en el gobierno italiano, después un nazi en el gobierno austriaco … el político perfecto:¡la cerdita Gina! «

(¡Gina era una pequeña cerda alemán con la que el querido Joki solía pasear en Minden en 1987 y que yo hice elegir, después de votaciones regulares, como regente del atolón de Aldabra (Seychelles) con un acta firmada por el Presidente de esa nación!)

Seguramente el Arte Correo evolucionará hacia contactos cada vez más digitales «en un crescendo» de píxeles enloquecidos y caóticos.

CRC: Qué recomendaciones harías para que el arte postal no perdiera sus señas de identidad.

Como decíamos, mantén los principios básicos e intenta, en la medida de lo posible, extender este verdadero precursor de los actuales Networks a un circuito cada vez más amplio de apasionados operadores.

¡Mail Art ahora y siempre!

(Las entrevistas realizadas podrán seguirse en facebook.com/cesar.reglerocampos  y en el blog de Myriam M. Mercader, myriammercader.com)