Destacado

El Mail Art en la Era Cibernética. Entrevista de César Reglero a Clemente Padín

Entrevista CRC a Clemente Padín

CRC: Cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos años.

 ¿El  Arte Correo?… sin duda, la corriente artística más grande del mundo por el número  de participantes, extensión -tanto espacial como temporal- y, todo ello, fuera de la industria y comercio del arte… privilegiando la comunicación y el predominio del uso, su funcionalidad… no del cambio, en donde entran las valoraciones…por ello no morirá nunca. Para una comunicación genuina, bastan dos interlocutores ejerciendo su rol social.

CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución.

Por supuesto, porque el tema no pasa por soportes o contenidos sino que su novedad reside en la relación  dialógica de persona a persona, a través del correo que se manifiesta como revolucionaria frente a la falsa comunicación o monólogo de los medios masivos: la televisión, la radio, el cine, el arte mercantil, etc. Si a ello sumamos el carácter anticomercial y anticonsumista que tuvo desde sus comienzos veremos que estamos frente a un fenómeno de disrupción, de quiebre. Por ello no se puede parangonarlos con las demás corrientes artísticas No tienen un contenido claro, como por ejemplo, el surrealismo u otras vanguardias, a las cuales, a veces, les basta unos días para difundir su ideario… Basta sacar cuentas, cuántos participantes, el tiempo de duración, en qué lugares se desarrolla y otros para darnos cuenta que se trata de un movimiento artístico eterno… quién  podrá ponerle  precio  a un ¿hola, estoy aquí  Por ese motivo, existe una aparente despreocupación en los artistas-correo por la “estética” de las obras y, sí, en cambio, la angustia por asegurar la recepción.

CRC: Si la anterior pregunta es afirmativa, ¿debería cambiar de denominación el arte postal y figurar con nombre distinto al actual?

Tal cual lo expresara el artista Robert Filliou, The Ethernal Network, fue sin duda unas de las razones de la supervivencia del arte correo a través  de tantos años y, por tanto no responsable de la  enorme cantidad de artistas que, de alguna u otra forma, han participado del movimiento. El correo fue el primer soporte que hizo posible este milagro, al cual siguieron otras formas como el Video Arte, el Fax- Arte e, incluso, el Turism Art (en el cual la obra era el propio artista). Hoy día se advierte el arte correo en el Net Art o Arte en la Red, fruto del largo desarrollo de la tecnología electrónica en el campo de las comunicaciones. No hay techo para estas especulaciones, ahora es el email pero mañana llegaremos a la idea de la transmisión de obras a través del pensamiento o con la teletransportación o escaneo o con el descubrimiento de formas inauditas de comunicación. 

CRC: Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro

Los actos han desgastado aquella inicial disruptividad del arte correo, cuando puso en entredicho al resto de las disciplinas artística, obligándolas a recomponer sus estructuras a la luz de su propuesta controversial. Hoy día, avanzado su proceso de institucionalización aceptado en las Bienales, objeto de estudios académicos, recluidos en libros y antologías, desmenuzado en departamentos universitarios, vedette obligada en toda revista de arte que se precie, está a punto de ser integrado socialmente para legitimizar el estatus social vigente, para consolidarlo y perpetuarlo: la típica operación de absorción y recuperación de un cuerpo extraño en la estructura cultural de cualquier sociedad. Tal la revolución del Arte Correo. Una construcción cultural y artística que apunta al corazón del sistema al obstruir lo que lo mantiene unido: el mercado. No sólo negar su estructura y su nefasta consecuencia (el consumismo y la dilapidación de los recursos del planeta) y sino trocarlo por una promesa de hermandad universal, el UNIver(s) de Guillermo Deisler, el sueño imposible que nos seguirá animando. 

(Las entrevistas realizadas podran seguirse en facebook.com/cesar.reglerocampos  y en el blog de Myriam M. Mercader).

Destacado

El Mail Art en la Era Cibernética. Entrevista de César Reglero a John Bennett en la Revista Icaria.

Entrevista CRC a John M. Bennett

CRC: John ¿Cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos años?

Con unas excepciones muy importantes, el contenido del arte postal es menos vanguardista, menos transgresivo hoy.  Para muchos, parece ser una especie de hobby, una especie de juego más bien superficial.  Y claro que el uso de medios electrónicos es un gran cambio, porque quita énfasis en una obra física y única, porque una obra puede ser distribuida muchísimas veces.  Lo que no es malo, necesariamente; pero es una diferencia.

CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución?

Creo que sí.

CRC: Si la anterior pregunta es afirmativa, ¿debería cambiar de denominación el arte postal y figurar con nombre distinto al actual?

No creo; Arte Postal o Arte Correo o Mail Art, son todas denominaciones que incluyen el correo o comunicación electrónicos.

CRC: ¿Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro?

¡El porvenir es un misterio!

CRC: Qué recomendaciones harías para que el arte postal no perdiera sus señas de identidad.

Mandar cosas por todas partes, sin importarle el medio, sea postal o electrónico o por bicicleta.

(Las entrevistas realizadas podran seguirse en facebook.com/cesar.reglerocampos  y en el blog de Myriam M. Mercader)

Destacado

El Mail Art en la Era Cibernética: entrevista de César Reglero a Pere Sousa.

Entrevista CRC a Pere Sousa

CRC: Pere, cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos años.

Los mailartistas que estaban activos en los ochenta y noventa, tienen ahora treinta o cuarenta años más, es normal que el envejecimiento y el cansancio haya apartado a muchos de ellos del intercambio frenético y la participación compulsiva en convocatorias de mail art. Algunos están museizando sus archivos o colaborando con instituciones que dado el paso del tiempo han aceptado el mail art ya como una parte de la historia del arte. Las nuevas generaciones que se han incorporado a partir del cambio de siglo, enseguida han utilizado la panacea que suponían los blogs y páginas webs, al principio para hacer y mostrar convocatorias y después casi exclusivamente para crear una nueva Red, que ya nada tiene que ver con el correo postal. También ha influido el constante incremento de tarifas sobre todo las internacionales.

Pero la gran diferencia entre ahora y el pasado es el cambio generacional, y ese toque setentero que tiene el mail art, está muy lejos de las nuevas generaciones.

CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución.

No, en absoluto, es otra cosa, el envío digital, si en el destino el organizador reproduce las piezas con un sistema mecánico, ya sea fotografía o fotocopia y se cuelga de una pared, sería un simulacro del sistema postal. Si solo se exponen en un blog, web, etc, es algo parecido pero no es lo mismo. Pero sobre todo el arte postal, no se reduce a convocatorias y recepción de obra, esto es solamente una parte del todo, las publicaciones en colaboración, el intercambio de obra entre dos mailartistas, ya sea obra plástica, sonora, digital, etc. estaba englobado en el conjunto de lo que llamábamos arte postal, y podría seguir denominándose así. Mientras haya personas que crean que están haciendo mail art, seguirá existiendo, aunque los antiguos o los puristas digan que eso es otra cosa.

CRC: Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro

Si hablamos de un futuro lejano, creo que desaparecerá y formará parte del pasado lejano, aunque queden algunos que lo reivindiquen, pero en los próximos diez años, como quedan muchos mailartistas activos, se planteará de vez en cuando la pregunta inicial, ¿ha muerto el mail art?

CRC: Qué recomendaciones harías para que el arte postal no perdiera sus señas de identidad.

Son varias décadas de mail art, por un lado es interesante conocer la historia y el concepto de la época en que surgió. El correo postal, el teléfono y el fax y casi las fotocopias son tecnologías del pasado, seguir usándolas como medio de comunicación y elaboración de obra plástica queda un poco vintage, reivindicar a Dadá, aun más todavía, el intercambio de publicaciones, el collage, fotomontaje, poesía sonora, etc. Y sin embargo la vieja generación de mail artistas, afortunadamente, sigue usando estos viejos métodos. La tecnología digital en cuanto herramienta para crear obra plástica, creó grandes expectativas en los noventa, pero ha quedado en nada que valga realmente la pena. La recomendación sería volver a usar los viejos sistemas, grabado, pintura, collage, etc y dejar de plantearse grandes convocatorias con muchos participantes y reducir el intercambio a unos pocos.

(Las entrevistas realizadas podrán seguirse en facebook.com/cesar.reglerocampos  y en el blog de Myriam M. Mercader)

Destacado

Los Juegos Salvajes y el Gran Monstruo por Ferran Destemple.

“Necesitamos más ideas para el Arte Correo. Estamos dispuestos a escuchar más ideas. ¿Por qué no nos dan algunas ideas? Pero no las digan: por favor, envíenlas por correo” Ulises Carrión.

Pero ¿quién es el Gran Monstruo? El Gran Monstruo siempre está frente a nosotros, es gigantesco y enorme pero rara vez lo vemos en toda su dimensión. Es brutal, carece de cualquier escrúpulo y ruge amenazante pero lo hemos integrado tan profundamente en nuestras vidas que rara vez lo oímos, lo vemos, nos enfrentamos.

Ni siquiera Ulises Carrión (el artista parte holandés, parte mejicano de la segunda mitad del siglo XX) tuvo claro a quién se refería cuando hablada de él. Todo lo que sabía, de lo único que podia estar seguro es de que existía y nos vigilaba. También estaba seguro de que el Arte Correo era una manera de minar su existencia, de contravenirle, de eliminar esas barreras de todo tipo que nos separan los unos de los otros. Cada envío de Arte Correo significaba cuestionar al Gran Monstruo, lanzar una flecha más o menos acertadamente a su cuerpo, intentar asalatar las murallas del Castillo donde vive. Fracasar, seguramente, una y otra vez.

Formas de fracasar hay muchas y cada uno de nosotros debe experimentar con las propias. El binomio éxito-fracaso o ganar-perder parece que es uno de los fundamentos de esta sociedad tan competitiva e individualista en la que nos movemos. Los juegos siempre han sido un modo de aprender, de relacionarse, de construir conocimiento. Los situacionistas hicieron de él uno de los ejes básicos de sus propuestas, pero los juegos que planteaban eran cualitativamente distintos de los que hemos aprendido, donde hay una exaltación, un poso de competitividad y mercancía. Los situacionistas plantearon unos juegos donde no existiera el elemento de rivalidad derivado de la economía capitalista, donde la competición dejara paso a la relación social y se diluyera la barrera entre juego y vida cotidiana. El juego era concebido como creador de experiencia y un realizador de los deseos subjetivos del individuo, era una forma de enriquecerse y desarrollarse en la alienante vida diaria. Era un “medio para no reducir toda nuestra experiencia vivida a la producción y consumo de mercancías”.

Ya desde Dadá, se cuestionó el hecho de la producción de objetos estéticos, ya  fuera con el Ready-made, o con el hecho de reinterpretar y reutilizar lo que ya había sido producido. Crear no era la cuestión, la cuestión era relacionar, establecer vínculos entre las cosas o las ideas ya existentes. Para ellos el arte era la invención de nuevas formas de actividad, no de mercancía.

El problema es cómo podemos alejarnos de la inmersión en el capitalismo a la que estamos sometidos y cómo podemos producirnos, construirnos a nosotros mismos. Cómo podemos centrarnos en el sujeto y no en los objetos. Hemos, inevitablemente, de empezar a crear nuestras propias circunstancias, nuestro propio contexto donde poder desarrollar nuestra propia subjetividad. Hemos de  construir nuestras propias situaciones, nuestro propio tiempo y espacio.

Para los situacionistas la ciudad era el lugar contemporáneo donde el individuo podía desarrollarse. Los mail artistas han sabido engrandecer el territorio de aprendizaje por medio del correo y otras formas de relación y crear toda una serie de juegos que cuestionan el binomio fracaso-éxito, que los privilegian frente la inmersión neoliberal.

Sin embargo, el tiempo pasa y estos juegos (establecidos la mayoría de ellos ya hace muchos años) se han enquistado en un cierto conformismo, en una cierto acomodo que busca más el reconocimiento mediante fórmulas ya muy conocidas y utilizadas que el riesgo de aventurarse en nuevas propuestas.

Creo que hemos de elevar un grado los juegos a los que jugamos, creo que los nuevos juegos deben ser radicalmente subjetivos y han de proporcionarnos elementos para la construcción de nuestra propia vida, una vida que comporta inevitablemente un desafío al paradigma social y cultural dominante.

Estos juegos deben procurar implícita o explícitamente subordinar la mercancía al deseo, y pueden hacerlo de dos formas distintas: o bien destruyendo esa mercancía que cada vez es más omnipresente y constitutiva o bien subvirtiéndola para desenmascararla.

Estos nuevos juegos han de ser, irremediablemente y como corresponde a los nuevos tiempos, totalmente salvajes.

Algunos juegos a los que ya hemos podido jugar:

> Añadir y pasar y/o Añadir y retornar.

Se trata básicamente de construir una cadena. Una cadena que puede ser de ida y vuelta o infinita. Un primer artista envía a uno o varios de sus contactos una imagen, un texto, una obra inacabada, para que el otro la complete y la retorne; o para que siga viajando de artista en artista. Cada uno de ellos dejará su huella en el papel.

> ¡Que yo no soy yo, que me dejes tu nombre te digo!

Gracias al Neoismo (movimiento artístico de los años 80) se divulgó el concepto de nombre múltiple, denominado también nombre abierto, que no es ni un seudónimo ni un heterónimo. El nombre múltiple es un nombre que cualquiera puede adoptar para realizar algún tipo de acto anónimo. Es un contenedor vacío que puede tener muchos y diversos habitantes. Uno puede utilizar a Chus Martínez, a Luther Blisset, a Karen Eliot o Monty Cantsin.

¿Es éste el rostro de Luther Blisset?

Es innegable la cantidad inmensa de seudónimos y personalidades inventadas que circulan por el Arte Correo. También, y consecuentemente, los fakes, hechos inverosímiles, fantasías de todo tipo, parodias y actos imposibles.

> Sellos de artista: franquea tu personalidad.

Son sellos hechos por artistas simulando las formas de un sello de correos ordinario pero con imágenes y mensajes propios y personales. Intentan producir cierta confusión y perplejidad en el mundo oficial y burocrático que es el correo postal. No tienen ningún valor oficial.

Suelen haber muchos coleccionistas, dentro del mundo del Mail Art, de este tipo de filatelia paródica.

> Tu buzón es un museo.

El papel del museo queda totalmente cuestinado por el Arte Correo. El Museo de arte contemporáneo es una caja blanca donde se etiqueta el arte y donde se crea un Canon, que establece unas categorías estéticas. Aquello individual, el gusto  y la subjetividad quedan relegadas por el peso de la académia.

El Arte Correo ignora el Museo porque tiene un circuito propio, internacional, múltiple, variable, subjetivo… El Museo es sustituido por el Archivo. Cada mailartista posee un archivo propio, individual y único, también irrepetible que podemos considerar como un Museo personal e inestable. La proliferación de archivos personales, individuales cuestiona el Canon académico y propone otras consideraciones y categorías. Asimismo, implícitamente, desjerarquiza el arte y a los artistas, pues no hay jurados, ni seleciones, ni dinero de por medio.

>Poesía Visual: un idioma universal.

Es un tipo de poesía que rehuye el texto para jugar con las imágenes. Es muy frecuente en el Arte Correo por la inteligibilidad y universalización que proporciona al contenido y al mensaje. Es un buen idioma común para relacionar a practicantes de distintas lenguas.

A título personal pienso que ha tenido tanto éxito que se ha convertido en un género propio, con su reglas no escritas pero bien definidas. Sin embargo, creo que también, precisamente por convertirse en un género, ofrece síntomas de cansancio, agotamiento y de redundancia.

>Trashpo: poesía desde el residuo.

Es este un tipo de poesía que yo hasta hace poco desconocía (al menos como una entidad propia) pero que veo que se practica con fuerza. Se trata del envío de poemas hechos únicamente con deshechos y basura.

Ha habido, y he participado, en algún Karnival internacional dedicado solo al Trashpo.

>¡Publicad, publicad, malditos!

Las publicaciones y el tipo de publicaciones en al Arte Correo son infinitas. Algunas beben de Fluxus, otras del Punk o el Industrial. Las hay con formatos imposibles, las hay que no tienen formatos, las hay en papel, en plástico, en cartón, transparentes. Revistas especializadas en Poesía Visual, en Escritura Asémica… Las hay metareferenciales, que hablan del propio Mail Art, las hay objetuales, las hay ensambladas… una experiencia inabarcable.

>Escritura Asémica: escribir y no decir nada.

La Escritura Asémica, que podemos llamar también asemántica, no es propia del Mail Art aunque evidentemente se ha utilizado en todo tipo de envíos postales y obras artísticas. No entraremos ahora en la cronohistoria de este tipo de escritura, simplemente comentar que es un juego complejo, muy rico en posibilidades estéticas y simbólicas. Se trata, en mayor o menor medida, de crear una simulación de escritura que tense las relaciones entre signo y significado. Evidentemente, uno puede quedarse en la superficie y simplemente mostrar algo que parezcan signos lingüísticos, pero también puede adentrarse en una sintaxis, en una gramática construida con otras normas, con otras reglas.

Los significados implícitos de una Escritura Asémica pueden ser muy diversos, desde una preocupación estética hasta el reflejo plástico de la incomunicación.

>Escucha: Envíame también tus sonidos.

Al igual que en el Arte Correo se intercambian comunicaciones estéticas de carácter visual, también se hace lo mismo con las piezas sonoras. Este tipo de permutas y acciones tuvo su clímax en los años 80, gracias a la proliferación de las casetes, que facilitaron la grabación y difusión de músicas alternativas. Actualmente los netlabels han ocupado ese lugar de difusión de las otras músicas y los envíos postales con contenido acústico han dejado prácticamente de existir.

He de remarcar que hay artistas que se siguen moviendo en el ámbito sónico y no han renunciado al intercambio y a la acción del Arte Correo. Un ejemplo paradigmático es el caso de “Mute Sound” comandado por Pedro Bericat.

Prospección para un futuro inmediato:

Estos son algunos de los juegos a los que podemos, y seguramente, hemos jugado ya. Algunos de ellos ya tienen muchos años y deberían renovarse. Los mail artistas deberíamos estar comprometidos, no solo ha jugar a los juegos que ya han sido aceptados por todos y están más o menos normalizados, sino a crear nuevos juegos que nos permitan forzar las situaciones. El Arte Correo trata de establecer permanente o provisionalmente relaciones entre sensibilidades e intereses. Estas cambian con el tiempo, no son inmutables. El Mail Art, como vehículo que es de esas inquietudes, debe también cambiar, mutar  pero sin renunciar a transformar a la vez la realidad que nos circunda.

Destacado

Ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma. Por Ferran Destemple.

Pequeñas notas sobre la supervivencia y autodestrucción del arte: Breves apuntes sobre el arte correo visto a través de la óptica situacionista

Ha habido un par de noticias relacionadas con el arte correo que me han llamado especialmente la atención, y curiosamente con casi los mismos protagonistas. La primera, que ya lleva algunos meses circulando, ha sido la muerte y resurrección, en el Museo Mausoleo de Morille, del arte correo como tal. Esta ha sido una iniciativa de dos célebres e incansables mail artistas: César Reglero (espíritu del ya célebre BOEK 861) y Antonio Ibírico. Ellos dos han lanzado una convocatoria internacional para enterrar el Mail art (enterrarlo físicamente ya que el Mausoleo de Morille es un cementerio de arte) con la esperanza, con la convicción de que el arte correo renacerá con más fuerza.

Destruir el arte es un tema que tiene ya una historia. Mítica la muerte de la pintura anunciada tantas veces. Sin embargo algunos acontecimientos recientes  me han hecho volver a pensar en las tan llevadas muertes, resurrecciones y fines de las cosas. Recuerdo que de adolescente vi el programa de Robert Hughes sobre arte del siglo XX que traducido al castellano se vino a llamar “El impacto de lo nuevo”. En uno de sus capítulos vi como el escultor Jean Tinguely creó una máquina, una escultura, que a la vez que producía arte se autodestruía. El arte ni se creaba ni se destruía simplemente, como la energía, se transformaba. “Hommage à New York, que así se llamaba la obra, entró en acción por primera y única vez el 17 de marzo de 1960 en el Jardín de Esculturas del MoMa y, según su autor era un homenaje a la Gran Manzana. Para Tinguely, la destrucción de su obra era un alusión a la naturaleza efímera de la vida. Hoy en día, lo único que queda de ese evento son algunas fotos y un película que dan testimonio de lo acontecido.

Si paramos atención, veremos que hace unas semanas aconteció también otro hecho, que las noticias han llamado artístico, y que tiene mucha relación con lo anteriormente expuesto: vimos televisada la autodestrucción (¿quizá fallida?) de un cuadro del artista urbano, Banksy. Todos hemos visto las imágenes y por ello no voy a volver a explicar lo sucedido. Simplemente notar una diferencia entre la máquina de Tinguely y la de Banksy. La primera era una reflexión sobre el arte, sobre la escultura, sobre cómo la destrucción también puede ser creativa. En la acción de Banksy solo se ha hablado, estrictamente, de dinero. No se ha hablado de crear o destruir arte, sino de cómo la acción de la destrucción (¿fallida o expresamente fallida?) había transformado el objeto no en otro distinto, sino en algo irrelevante pero físico que había transmutado no su esencia ni su espíritu sino su precio (que no valor).

Para mi (lego en el arte contemporáneo y en el simulacro y especulación de sus precios) fue espeluznante observar como la misma empresa de subastas afirmó (basándose en no sé qué razones) que el precio de la obra había aumentado lo que se dice una barbaridad. Estos ejemplos de alteración del precio de las obras de arte ya los hemos observado otras veces (caso paradigmático es el de la calavera del “provocativo” Damien Hirst), pero no debemos extrañarnos porque no deja de ser sino el reflejo de lo que pasa habitualmente con la economía “creativa” tan en boga en los últimos años. Hay que reconocer que este tipo de arte (denominado por los expertos “realismo globalizador”) es el abanderado, el buque insignia de lo que pasa en una sociedad cada vez más ensimismado y atenta a la especulación y al precio de su propio acontecer.

Ha habido, sin embargo, propuestas honestas sobre el arte destructivo. Un ejemplo clásico de un artista, creo poder decir que insobornable, es el de Gustav Metzger. Metzger acuñó este término a principios de la década de los años 60 en la revista Ark, en un artículo llamado “Máquina, arte autocreativo y autodestructivo”, para describir obras de arte hechas por él, y también por otros artistas, en las que la destrucción de la obra era parte de su creación y como protesta contra la guerra nuclear y el clima pre-bélico de la guerra fría. Sus obras fueron creadas rociando ácido sobre telas de nailon enmarcadas. El ácido produjo cambios en la materia, lo que hizo que la obra fuera autocreativa y autodestructiva a la vez.

Para el artista alemán este tipo de arte era inherentemente político, anticapitalista y anticonsumista. Tocaba el tema de la morbosa fascinación humana por la destrucción así como la nefasta influencia de las máquinas en nuestra vida.  Organizó en Londres y Nueva York, en 1966 y 1968 respectivamente, el “Destruction in Art Symposium”.

Lejos queda la posmoderna propuesta del filósofo Arthur C. Danto, basada en Hegel, en la que predecía la muerte del arte. La muerte del arte como fenómeno histórico, como reflejo de la progresión lineal de la historia. Sí creía el crítico del diario The Nation, que continuaría habiendo arte, pero creía que éste sería básicamente posthistórico y, en cierta manera, liberaría a los artista de las cadenas del progreso. Muy lejos queda esa propuesta, pero si nos atenemos al arte llamado contemporáneo creo que muy certera en parte. El arte contemporáneo es un arte atemporal, ahistórico que tiene como fundamento únicamente el capital, el dinero. Se ha liberado de la historia pero no es más libre, sino que está ligado intrínsecamente al concepto de capital. Un capital que se multiplica, es unas exponenciales plusvalías, sin ningún tipo de justificación. Este arte nace muerto pero, sin embargo, su valor no deja de aumentar, incluso cuando el objeto “afirma” que se autodestruye y su creador es simplemente una entelequia.

Retornando al principio, al enterramiento y resurrección del arte correo, me gustaría precisar algunas cosas que normalmente se pasan por alto cuando se habla de esta práctica. Se conoce su origen, sus precursores, sus teóricos, pero creo que se adolece de miopía y la mayoría de sus artistas carecen de una visión, llamémosla telescópica. Evidentemente no tienen porqué tenerla, ya que muchos de ellos disfrutan, simplemente, haciéndolo.

Aunque podemos decir que debemos a Ray Johnson (EEUU. 1927-1995) el nacimiento del arte correo moderno, también podemos decir que es en el periodo FLUXUS cuando se expande exponencialmente. Y hablo de FLUXUS porque, simplificando, podemos afirmar que es un movimiento artístico ahistórico, es decir, que no busca la superación de las etapas anteriores del arte, sino que piensa básicamente en presente, en el juego, en las opciones posibles. Este movimiento sitúa a los artistas en horizontal, no en vertical. Con ello quiero decir que no establece, al menos a priori, una jerarquía entre los artistas sino que los sitúa en un plano horizontal donde cada cual tiene sus peculiaridades y particularidades, sus usos y costumbres, sus prácticas y técnicas, pero donde los conceptos de genio y originalidad de la etapa moderna quedan un tanto relegados, apartados.

El arte correo a través de los ojos del situacionismo.

Mi intención en este breve artículo es también intentar leer el mail art a través de los ojos del situacionismo. Normalmente se ve el arte correo como una mezcla un tanto caótica, tanto de objetos artísticos como de actitudes respecto al arte. Ello es completamente cierto pero esa apreciación es, básicamente, porque se observan los hechos de una forma microscópica, se observan las pequeñas comunidades, con sus particularidades concretas pero se carece de una visión que incluya todas esas manifestaciones (tarjetas postales, apropiacionismo, stamp-art, fotocopias, suplantación de personalidad, nombres múltiples, revistas y fanzines, stickers, add&pas, escritura asémica, poesía visual etc, etc) y examine el fenómeno como una enorme, informe, indeterminada y mutable escultura social.

Visto así, el arte correo es una gigantesca escultura de relaciones (antecediendo a lo que ahora Nicolas Bourriaud ha llamado “la estética relacional”) que se mueve en múltiples direcciones a la vez (seguramente en direcciones opuestas) y que debe contemplarse telescópicamente para, si es posible, advertir sus límites. Esta escultura está viva y contiene miles de conciencias que sí actúan, que sí crean, que también destruyen y que paradójicamente es anónima aunque está formada por miles de identidades.

Quizá, y para tener una imagen metafórica que facilite la comprensión del fenómeno del arte correo, podemos compararlo al funcionamiento del cerebro, donde no existe un núcleo central, sino muchos nodos que se relacionan entre sí, de muchas y diferentes maneras, con muchas y distintas prácticas y jerarquías. Este cerebro regula tanto las actividades voluntarias y conscientes de sus miembros como las inconsciente o implícitas en sus prácticas. La neuronas, que son las unidades básicas, son los grupos que se forman dentro de esa escultura social y que establecen sus relaciones como las neuronas se relacionan entre sí, a través de la sinapsis, es decir, de una conexión que transfiere la información de un nodo a otro nodo, de una neurona a otra neurona.

En mi empeño por situar esta disciplina y práctica artística dentro del ámbito situacionista y para que no quede simplemente en un capricho personal, enumeraré brevemente algunos de los elementos que comparten:

>Evidentemente la deriva. El mail art es básicamente deriva. Cuando uno se adentra en esta red internacional no sabe bien con qué artefacto se encontrará, quienes serán sus interlocutores, si tendrá afinidades con unos o bien con otros. Por lo tanto, no le quedará más remedio que ir navegando un tanto a ciegas e ir atracando en aquellos puertos que, por azar, le han llamado la atención. El mail artista puede probar un montón de prácticas, puede desechar unas y afiliarse a otras, pero no por ello está dentro o fuera de la red. En esta enorme escultura social todo cabe e ir dando tumbos es un requisito indispensable. Evidentemente no se ciñe al espacio urbano como proponían los situacionistas, sino que expanden su territorio a todo el globo, a toda esa red eterna de posibles situaciones.

>El juego. El juego interpretado como parte indispensable de la vida, de “esa vida cotidiana” propia del “Homo ludens” que reivindicaban los situacionistas. Una vida cotidiana que necesita otra forma de entender el tiempo para transformarse y alejarse de las formas capitalistas de entender el tiempo. En los juegos propuestos en la Red tienden a desaparecer los elementos directamente derivados de la inmersión económica en la que nos movemos. Los artistas que forman parte de la Red Eterna lo que hacen básicamente es jugar, producir juegos y participar de la vida tan en serio como el juego al que juegan se lo permita.

>El détournement o desvío. El desvío es una práctica que consiste en descontextualizar y recontextualizar, en apropiarse artística y políticamente de algún objeto o imagen producida hegemónicamente y distorsionar su uso o su significado primigenio para obtener un efecto, a la vez, crítico y sorprendente.

Este método, esta práctica aunque ha sido adjudicada a los situacionistas, puede encontrarse en cualquier época y en múltiples circunstancias, aunque es en la época de los medios de comunicación de masas cuando adquiere su máxima difusión.

>Potlatch. Hay otro elemento, que aunque no propiamente situacionista, está también implícito en esta práctica artística, me fiero al Potlatch, al regalo. Potlatch fue el nombre de la revista de la Internacional letrista que creó el poeta rumano Isidore Isou, y su nombre viene de una ceremonia practicada por los pueblos aborígenes de la costa del pacíficos en el noroeste de Norteamérica. No entraré en detalles simplemente comentaré que “el regalo” era utilizado como elemento de equilibrio entre grupos sociales cuando uno de ellos sufría algún percance. El potlatch es central en el arte correo y funciona, en cierta manera, de la misma forma en que lo hacía en estas comunidades.

Por último y para cerrar este impulsivo artículo, comentaré también otra acción en relación al arte correo que ha tenido lugar en el Campus de Cuenca de la Universidad de Castilla-La Mancha. Los anteriormente mencionados Ibírico y César Reglero junto con su compañero de aventuras Salvador Benincasa “Valdor” han donado gran parte de sus respectivas colecciones a los fondos del Museo Internacional de Electrografía (MIDECIANT). En una entrevista que grabaron con tal motivo se mencionaba algo que quiero comentar: se habla de la posible contradicción que se produce al museografiar algo que todavía está vivo, que es susceptible de cambio y mutación.

Creo que es evidente que los museo de arte contemporáneo viven con la inevitable contradicción de clasificar, conservar, jerarquizar y dictar canon sobre realidades artísticas que aún están en movimiento, que aún están vivas. El arte correo, es tan extenso y vasto, que es muy difícil establecer sus límites y esa es una de sus virtudes. El arte correo debe autotransformarse continuamente para evitar esa fosilización, para evitar que se establezca académicamente qué es lo correcto y artístico y qué es lo que no. No debe dejarse capturar por la anestesia de la curaduría y los catálogos. También es cierto que los museos de arte contemporáneo van cambiando sus valores y que cada vez más proponen en vez de establecer o dictar.

Los practicantes de mail art confiamos que el Museo Internacional de Electrografía aprovechará todos esos fondos para proponer más juegos, para difundir opciones, para mostrar posibilidades a los ciudadanos que desconocen la versatilidad y variedad de unas prácticas que el arte contemporáneo, sin duda, debe tener en cuenta y valorar como se merecen.

Destacado

El Mail Art en la Era Cibernética. Entrevista de César Reglero a Bartolomé Ferrando.

CRC: Bartolomé, cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos años.

Lo que estáis comentando. El hecho de que correo electrónico no sólo se ha unido sino que se ha utilizado de forma más masiva y general

CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución.

Yo creo que sí

CRC: Si la anterior pregunta es afirmativa, ¿debería cambiar de denominación el arte postal y figurar con nombre distinto al actual?

Me parece que no es necesario

CRC: Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro

Hacia una forma híbrida de comportamiento, que incluya el correo electrónico y, presumiblemente, otros modos de envío e interconexión

CRC: Qué recomendaciones harías para que el arte postal no perdiera sus señas de identidad.

Seguir utilizando el correo postal entre otros modos de contacto.

(Las entrevistas realizadas podran seguirse en facebook.com/cesar.reglerocampos  y en el blog de Myriam M. Mercader)

El Mail Art en la Era Cibernética: Entrevista de César Reglero a Antonella Prota Giurleo.

CRC: Antonella, cuáles son los principales cambios que has observado en el arte postal en los últimos años.

Las invitaciones son diferentes; desde hace unos años vienen con mail, no por invitación escrita como en el pasado; ahora se van a conocer las convocatorias más a través de las redes sociales. Sucede que recibo sobres de mailartistas de diferentes países sin convocatorias de por medio, solo como regalo, pero no se sugiere, como idea de intercambio.

También un cambio percibido podrían ser las convocatoria que se interesan por el trayecto realizado con la finalidad de construir un cuaderno, libro o revista que sirvan para la modalidad de “Add and pass”. Invitaciones individuales que perviven a través de las redes sociales.

CRC: Puede ser aceptado el correo electrónico como una modalidad dentro del Mail Art siempre que se respeten sus principios básicos de: no comercio; no censura; no selección; no jurado; no devolución.

Supongo que no; si se utiliza el envío por internet, como ya acaece, es otra cosa, el mail art implica originales firmados por el o la artista y enviados por correo normal.

CRC: Si la anterior pregunta es afirmativa, ¿debería cambiar de denominación el arte postal y figurar con nombre distinto al actual?

De hecho, lo enviado por internet es lo que conocemos como Net Art.

CRC: Hacia dónde crees que se encamina el arte postal en el futuro

Creo que la felicidad que se encuentra cuando se abre la casilla de correo y se abren sobres o se ven tarjetas que vienen de todas partes del mundo no tiene posibilidad de comparación con lo que se ve en la computadora. Sobre todo en este periodo de pandemia las relaciones por correo normal son más interesantes que por la red social. Yo trabajé como voluntaria en un penal, hasta antes la pandemia, y, para las mujeres que participaban en el taller de arte que conducía, la participación en una convocatoria de arte correo ha sido muy importante ya que era la manera de salir del penal. Ha sido muy importante para ellas ya que, en el penal, no tienen posibilidad de internet o de comunicarse a través de móviles. Solo pueden escribir o llamar con el teléfono público, en horarios definidos y sólo con familiares directos. Enviar una tarjeta afuera es como decir: “Yo estoy viva; mis dibujos, mis collages, mis palabras pueden salir de aquí. Yo estoy encarcelada pero mis tarjetas son libres”.

CRC: Qué recomendaciones harías para que el arte postal no perdiera sus señas de identidad.

Creo que el arte postal tiene que continuar como se ha hecho hasta ahora, pero hay que sugerir a todas y todos los mailartistas que invitan a una convocatoria el publicitar màs a travès de las redes sociales las imagenes de las obras que llegan a sus manos. Seria importante tambien que las exposiciones vayan por diferentes sitios; este verano,  por el covid pero no solamente por esto, se organizò una exposiciòn en una pequena calle de Lasnigo, adelante del estudio tipografico del artista Paolo Cabrini, en la cual  muchas personas participaron y, entre ellas, unas jamás habian oido hablar de la mail art.  Además, hemos realizado una exposiciòn en un sito de comercio solidario en Corsico con la amiga Cosma Tosca Bolgiani y el amigo Ariel Alemmanno (en facebook Ariel Alemans), los dos mailartistas. De esta manera muchas personas han podido ver una muestra de arte correo. La primera fue en una biblioteca de Milàn. Ahora una mailartista, Mimicha Finazzi, si el covid lo permite, realizará al final de este mes -noviembre 2020- un taller de mail art con jovenes down. Por eso creo que sería importante que esta manera de comunicar con tecnicas libres y modalidades diferentes sigan adelante aprovechando la posibilidades de las redes sociales para publicitar sus acciones.

(Las entrevistas realizadas podran seguirse en facebook.com/cesar.reglerocampos  y en el blog de Myriam M. Mercader/ Mail Art)

PLANTEAMIENTO Y JUSTIFICACIÓN DE LAS ENTREVISTAS

SITUACIÓN ACTUAL DEL MAIL ART Y UN PLANTEAMIENTO FUTURO

Después de más de medio siglo de actividad frenética el arte correo parece haber entrado en una crisis profunda. De hecho el TDS y AMAE en 2018 realizaron un enterramiento simbólico en el Museo Mausoleo de Arte de Morille en Salamanca donde, después de haber organizado una convocatoria al respecto, fueron enterradas unas 300 obras en ceremonia iniciática, y con  ritual psicomágico incluido.

Lo cierto es que el comienzo del señalado declive empezó ya a mostrarse a finales del pasado siglo, con la llegada masiva de la era cibernética. Para entonces el arte correo ya llevaba varias décadas de intensa actividad y sufría el desgaste propio del tiempo

Sin embargo, para sorpresa de todos, en este inicial 2021 más que un final agónico nos encontramos ante una especie de simbiosis donde el correo tradicional, también denominado correo tortuga, convive pacíficamente con el correo electrónico mucho más ágil y barato; y que además ofrece nuevas posibilidades creativas y de difusión

A principios del 2020 tuvimos que lidiar con un nuevo elemento distorsionador, el comienzo de una pandemia que todavía afecta a todo el planeta. El Covid-19 provocó que varias convocatorias de Mail Art, diseñadas por sus organizadores para el envío exclusivo de obras a través del correo postal ordinario, cambiaran sus planes sobre la marcha y admitieran excepcionalmente obra electrónica. Incluso alguna convocatoria ya solicitaban obras de forma exclusiva por vía electrónica por esta causa o por motivos de urgencia.

La cuestión es que a día de hoy no sabemos bien si las nuevas fórmulas empleadas deben ser aceptadas o cuestionadas y para tratar de aclarar estos aspectos y en colaboración con la revista postal ICARIA nos proponemos publicar una serie de entrevistas cortas, con idéntico formato, a reconocidos mail artistas de larga trayectoria.

César Reglero

Con el espíritu propio de la colaboración

La iniciativa de CRC (César Reglero Campos) es generar un intercambio entre los artistas postales, los que fueron y los que están, sobre cuestiones propias que surgen de aquello de “los tiempos están cambiando”, transformaciones que afectan a los hábitos sociales y, por ende, a la cultura; en este ámbito, por lo tanto, el Arte Postal también se ve afectado por diversos motivos por lo cual CRC realizará una serie de encuestas en cinco preguntas a diversos artistas. Icaria, en un espíritu de colaboración, editará de manera mensual dichas entrevistas sin inmiscuirse en las opiniones y criterios personales. Las entrevistas podrán seguirse en su perfil en Facebook (facebook.com/cesar.reglerocampos) y además en el blog de la amiga y excelente colaboradora Myriam M. Mercader.

El debate está servido para un fructífero diálogo entre el pasado, el presente y el vector que indica el sendero del futuro.

Destacado

Un encendido debate: ¿Se puede comercializar el mail art? 2003/2020

17 años han pasado desde que en el 2003 tuvo lugar el Boek861 un debate para analizar un aspecto clave del mail art. ¿Pueden o no pueden ser comercializadas las obras de arte postal? El debate fue coordinado por Clemente Padín y César Reglero y las respuestas merecen un estudio sociológico por cuanto a pesar de que las conclusiones son contundentes, los puntos de vista son múltiples  y los matices muy dignos de ser tenidos en cuenta.

Por aquel entonces la era cibernética ya era una realidad y el mail art empezaba una cuenta atrás donde los peores augurios anunciaban su defunción en los próximos años. Tal cosa no ha sucedido (A pesar de su entierro en el Museo Mausoleo de Morille (Salamanca) y, sin embargo, se ha producido una simbiosis muy significativa en los tiempos actuales donde las mixturas cibernéticas con el correo tortuga son frecuentes. Pero las consignas siguen siendo idénticas:

No selección

No Jurado

No dinero

No censura

No devolución

AONTINUACIÓN UN AMPLIO REPORTAJE DE LAS CONCLUSIONES EXTRAIDAS DE AQUEL DEBATE EN EL QUE PARTICIPARON MUCHOS DE LOS MAS SIGNIFICATIVOS MAILARTISTAS DE AQUEL MOMENTO Y OTRO MUCHOS HISTORICOS DEL ARTE POSTAL.

(*) TRADUCCIONES DE CLEMENTE PADIN

1.  En el 2003 el Boek 861 recogió una de la polémicas mas encendidas que se recuerdan en el mundo del mail art. El tema era recurrente, pero en aquella ocasión la amenaza era tangible, por cuanto una galería de arte envió una propuesta a diversos mail artistas ofreciendo comprar obras de mail art para poder ser ofertadas en subasta por la galería. Ahora que han pasado cinco años y el Boek861 se encuentra recogiendo historias de mail art para dejar testimonio del movimiento universal más masivo de la historia, hemos considerado conveniente recuperar fragmentos de estas respuestas para que todos sepamos por donde pueden venir las amenazas del arte correo. Hay consideraciones de todo tipo y muchas ideas que deben ser tenidas en consideración.

2. Autor LUC FIERENS

Pais BELGICA

3. (Traducción del inglés) Queridos Clemente y César: Luchando en espíritu por una nueva arquitectura social dic No he recibido esta carta. Probablemente aquella galería se encuentra en la lista de Matt Ferranto 2000 sobre el web y desde allí lanza sus ofertas. Como todos sabemos, historiadores del arte y comisarios cortarán las tajadas de la historia del arte y las pondrán en libros y serán archivadas. Solo algo algunos archivos y pequeñas bibliotecas universitarias comienzan a comprender el proceso del MA y del network art. Algunos de estos proponen a generosos artistas la donación de sus colecciones. Y afortuandamente aquellas instituciones se preocuparán de cuidar este material. Algunos archivos están en Getty y también John Held ha hecho un magnífico trabajo de archivo, una parte del cual se encuentra en la Biblioteca del Congreso. Pero hay otra gente que no tiene ninguna preocupación. Afortunadamente sólo unos pocos galeristas están interesados en la renovada vanguardia. Me he reído con Henry Chopin hace un mes cuando dijo ante la RTBF Radio y ante mí que los galeristas están buscando sus typewriter poems (= poemas de la máquina de escribir ) para sacarles beneficio económico. Lo que sucederá sucederá. Yo advierto que Ray Johnson murió y sus colegas estaban preparados para el mercado a pesar de que pienso que los collages son una pequeña parcela y sólo unos pocos galeristas y comisarios están interesados en conservar aquellas piezas para el futuro. A veces vendo algo para poder pagar gastos postales, libros, viejes y el recibo (la boleta) de internet. Los últimos años he tenido suerte contactando archivos y hago tratos o a veces he pagado para extraer mis Postfluxuspostbooklets (= Cuadernillos postales Fluxus ) de aquellas colecciones.

4. Estoy de acuerdo con todos los artistas postales o archivos de arte postal y colecciones de proyectos que NO se venden. Por favor, dónenlos a una institución interesada (archivo, museo local, biblioteca universitaria,…) que se haga responsable de cuidar estos arte-factos del efímero proceso que implica la comunicación artística. Algunos mailartistas son grandes poetas visuales y curadores: J. Bennett, Michael Basinski, Todorovic, algunos de ellos no están en la lista de Matt Ferranto porque no tienen objetivos venales, los archivos postales serán comprados por galeristas (depende de la herencia y el interés de la familia en nuestros ideales pero por favor, cuidaos de esto ahora que estáis vivos, haha). El archivo de Ulises Carrión fue comprado y vendido en piezas, pienso que compré algo de aquella colección hace unos meses, el espíritu de Ulises estaba todavía palpitando por el libro. Julián Blaine está todavía en la lucha como poeta, como un trobador (recuerdo a Paul de Vree)…como yo…supongo…mi arte postal ha cambiado desde mis sollages y la poesía visual a la escritura visual en el network art, el arte vía e- mail es una herramienta para mí tan satisfactoria que aquellos nuevos boyscout no me preocupan, no es verdad que siempre se están renovando? Así que devolvamos el MA al lugar que le corresponde, no para figurar en los apéndices de los manuales de historia del arte (y sus funcionarios: comisarios, críticos de arte, galeristas avaros, etc) y su mercado capitalista sino para usarlo como arte social.

5. Encontremos estrategias para mantener vivo el espíritu, los proyectos de arte postal deben ser concentrados sobre objetivos reales, no más el arte por el arte si estás cansado de esta cantinela como yo haced vuestros propios proyectos y comunicad a los participantes que venderás las postales y darás todo el dinero a los sintecho, al Banco de Alimentos, etc. Ofreced tiendas de arte postal a los niños, a los presidiarios, a gente desfavorecida y haced performances en las calles, en espacios alternativos, participa en los proyectos de arte y sed los virus que contagien aquellos clubes amuermados que pretenden haber descubierto los materiales y el proceso del network. El arte network tuvo y tiene tremenda influencia sobre los materiales y el proceso del network junto a la irrupción de movimientos de vanguardia (situacionismo, fluxus, dada, vispo- el ensayo de K.P. Dencker es muy interesante a este respecto y en investigar la poesía concreta (Carlo Belloli que ha pasado aquí un tiempo le rindo homenaje por su gran contribución) Echad un vistazo al Free Manifesta (y otros webs) de Sal Randolph y cuélgate a los vínculos. Construid una nueva arquitectura social o de otro modo, cállate, pinta tu paisaje e intenta venderlo en el mercado local (controlado por el gran capital y ampliamente patrocinado) o envía a otros pequeños s con grandes archivos, una cosa he aprendido: la elección es vuestra.

6. Escoged. Yo me mantengo escribiendo, viviendo, respirando, luchando por este espíritu social que tiene el arte postal. Vuestro agresivo compañero cultural Luc Fierens – Autor RUGGERO MAGGI Pais ITALIA Opinión TRANSLATION RUGGERO MAGGI CON MARISA CORTESSE ITALIA (traducción del inglés) Subastas de mail art y otras locas empresas He creído en el arte postal como un medio fantástico de comunicación creatriva, libre de esquemas mercantilistas: adquisición, venta, selección,

7. He desarrollado durante 30 años de mi vida esta ilusión. Hoy algún gurú del network está pontificando sobre las nuevas vías del arte postal, formas de participación selectivas en las bienales de arte, pidiendo dinero, promoviendo la venta en subasta citando la mayoría de edad del network todo en nombre del arte postal! Afortunadamente el arte postal transciende estas declaraciones desquiciadas. El problema es siempre el mismo: es necesario identificar el auténtico arte postal del falso y recordar la vieja frase de Lon Spiegelman No se mezclan dinero y arte postal (mejor quedaría: No se mezclan siempre dinero y arte postal y el arte postal hace uso de las instituciones en las sedes de las instituciones contra las instituciones. PARA UNA EVENTUAL, FUTURA SUBASTA DE MA Estoy invitando a todos vosotros a que le enviemos a los organizadores aquellos por alguna pieza sincera, no adulterada por los virus artepostales que contaminan y degradan, creada por nosotros mismos, semillas reales de saludable locura. Ruggero Maggi Autor HENNING MITTENDORF “HEMI” PaisALEMANIA

8. Opinion

TRANSLATION HENNING MITTENDORF “HEMI” OBRA ENVIADA A LA CONVOCATORIA AVIDA DOLLARS ALEMANIA (Traducción inglés) Queridos amigos: En el 2003 mi asiduidad con mi ordenador es constante desde que a fines de octubre de 2001 me compré uno. Desde un principio me opongo a ello, sin embargo, como el asunto es nuevo para mí y no he podido evaluarlo íntegramente en este caso preciso. La soga se ha tensado bastante por un simple oponente : la bolsa de Euros, el cerebro y el mesar de mis últimos cabellos. Pero mi experiencia se ha enriquecido realmente, ya lo creo Permitid que diga en mi defensa que en la ocasión a la adquisición de mi nueva impresora este año quedó inútil porque mi computadora desde el comienzo ha tenido un defecto de fábrica, uno de los principales circuitos hacía contacto con los componentes eléctricos.

9. Después de reparar esto yo tengo que luchar a diario contra los problemas normales de un PC. Y con esto ya me sobra y me basta. Y ahora espero tener más tiempo para usar el PC que para mirarlo, afortunadamente, El punto de partida de este debate se centra en dos principales aspectos concernientes a la relación entre Mail Art y a) honestidad b) dinero Ambos aspectos son tan viejos como el propio Arte Postal a) Mail Art y honestidad. Pienso que hay muchas iniciativas para los organizadores de los proyectos, si dicen libremente el propósito de su proyecto. Los participantes han de ser informados, de modo que a ellos les toca decidir si participan o no. Normalmente las aportaciones no son subastadas. Si los organizadores se proponen hacer esto, en la invitación tienen que decir esto y el por qué lo hacen. Entonces mi participación, por ejemplo, depende de esta cuestión: si quiero apoyar el propósito de los organizadores. De modo que he participado a veces en proyectos que indicaban que las piezas serían vendidas o subastadas al final de la muestra, pues servían a una buena causa-desde mi punto de vista.

10. Los participantes no serían engañados. La palabra fraude no tendría que formar parte en el vocabulario del Mail Art, pero prudencia. Aquí es culpable aquel que dice: Sed cautos como serpientes pero sencillos como palomas (Mt 10, 16). b) Mail Art y dinero.- Pienso que la invención del dinero pertenece al logro evolutivo. Lo que son logros de la evoloución humana del hombre no puede paralizarse si un individuo los quiere o no. Lo demás podría ser sectarismo. Para mí no hay cosas buenas o malas. Si un útil para la comunicación, un instrumento cultural como el dinero puede herir o envilecer depende de cómo lo usemos. Si uno quiere mejorar la situación actual del mundo, el fin debe ser, mejorar al hombre y sus relaciones humanas. Aquí la forma es importante, cómo una sola persona usa las cosas, en relación a su prójimo, sí, el prójimo. Y es siempre en este comienzo donde las causas más pequeñas tienen el más importante efecto: en la propia persona. Y toda persona tiene que decidir (a ayudar) de acuerdo a sus posiblidades.

11. Así que es mejor coger tu dinero para mejorar las relaciones humanas.. por medio del arte postal que comprar pistolas y armamento. En el MA existe como todo artista sabe- la cita del artista americano Lon Spiegelman: Dinero y Mail art no se mezclan. Para mí esto no es un dogma pero sí una declaración programática, una idea que pone base y regula (la actividad). Según pienso, aquella frase dice que el dinero no es en sí mismo un objetivo en el mail art y que no debería usarse éste para sacar beneficio económico. La sentencia de Spiegelman, a mi entender, concibe el arte postal como una participación artística realizada de acuerdo a cierta estrategia, basándose en el diálogo de posturas distintas emitidas sobre una determinada situación que compete de una forma u otra a las personas creativas, y no por dinero. El arte postal se orienta a la expresión interactiva de la libertad humana, a través de intuiciones, emociones, pensamientos, etc. La nueva belleza consiste en mostrar la libertad de unas personas sin escamoteárselas a otras, sino iluminando su pensamiento. El propósito es liberar al hombre de sus tensiones, ampliando sus márgenes de conciencia y entre todos nosotros impulsar una sociedad más humana. Esto no quiere decir que en el día a día dejemos de ganar dinero.

12. En nuestra civilización lo necesitas y tienes que usarlo incluso para propósitos de arte postal, compar material, gastos postales,…sí, para satisfacer nuestras necesidades básicas y permitir a otros vivir (de lo que le compramos). Una cuestión especial es la venta de archivos de MA por artistas postales. Esto no debería ser hecho de acuerdo a todo lo dicho antes- por un beneficio económico pero acaso se puede reprochar a alguien esta acción cuando está hambriento o vive en la miseria? Tal vez se use el dinero en parecidas situaciones a las referidas para fines humanitarios. Pienso que debemos estar en guardia frente a los dogmatismos. Las cosas no son buenas o malas. Depende de las personas, en este caso los artistas postales, si estas acciones están inspiradas en el respeto y la mejora de los seres humanos en un contexto democrático y libre. En Alemania hay un proverbio: Según se grite en el bosque así será el eco. Nosotros tenemos el mundo que nos merecemos un mundo enriquecedor y constructivo o un mundo destructivo. Con mis mejores deseos Henning Mitendorf

13. Autor

HONORIA Pais USA Opinión TRANSLATION HONORIA USA (Traducción inglés) Queridos Clemente y César: No he recibido la noticia de la subasta de París salvo la copia que me habéis enviado por correo electrónico. Gracias por mantener este debate en la red. Leo los comentarios de otros artistas postales en este debate de la subasta en el BOEK861 con gran interés y releo el tributo de John Held, jr. A Long Spiegelman con la referencia a su original aportación sobre dinero y MA. Copio aquí aquellas palabras: Famoso por su frase Dinero y MA no se mezclan que ha permanecido vigente a lo largo de los años, Spiegelman expone su propia declaración, Cuando hablo de Dinero y MA no se mezclan me estoy refiriendo básicamente a esta operación de muestras de MA y a publicaciones en donde los artistas emplean un tiempo creando una pieza y luego la envían desinteresadamente para una exposición o al director de una revista.

14. Esto es lo que quiero decir con una declaración o manifestación. Haré una obra y te la enviaré gratuitamente, sólo esperaré de vuelta un catálogo o una copia de la publicación sin ningún coste adicional. Así es como todo artista postal trabaja asumiendo el coste de su propio bolsillo. Esta es por la parte del artista que ha colaborado, por la parte del artista que ha coordinado el proyecto, tiene que enviar a cada uno de los otros un catálogo o publicación sin ningún tipo de coste o enredo. Esto es lo que quiero decir con Dinero y MA no se mezclan (2 Julio 1984). Mail Art & Lon Spiegelman do mix: A memorial tribute, por John Held, jr (de Mail Art Periodicals: An annotated inventory, 2002). Estoy por el humor y por la acción de arte postal. Respondiendo ya a la subasta de arte, estoy de acuerdo con Vittore (Baroni) y otros que el humor es una buena manera de afrontar a los fuera de la ley que desean sacar provecho del arte postal. Sugiero enviar arte postal a la galería sobre el tema este MA no está a la venta y solicitar un catálogo de la galería (responsable) de esta subasta. Esta propuesta de acción será usada en las ocasiones en que se ultraje el espíritu del libre intercambio del MA por cualquier institución o casa de subastas

15. Muestra de mail art organizada por Jorge Restrepho Uso de la subasta de arte para intentar beneficiar a los artistas postales Como un detective del mail art voy a escribir directamente a la galería de la subasta para hacer algunas preguntas que serán de interés para comprender cómo el mercado de arte percibe en general el MA. Tenemos fundadas evidencias de cómo los artistas postales perciben el mercado de arte pero muy poca constatación de las perspectivas que sobre el arte postal se ha hecho este mercado. Como los archivos de los más antiguos artistas postales corre progresivamente el riesgo de perderse, sugiero que la mayor información que tengamos sobre el material sea la mejor defensa de los propietarios del archivo en el caso de vender o donar sus archivos. En relación a una institución o coleccionista particular, siempre deberá existir una catalogación con el propósito de proteger este material artístico.

16. Aprecio vuestra postura en este debate digital del BOEK861. El tema del Mail Art y del dinero siempre es una discusión importante a pesar de tener siempre las ideas bien claras (por nuestra parte). Siempre hay nueva gente que fluye hacia el arte postal que pueden desconocer nuestras tradiciones y la lucha que la eterna Network sostiene así como su adaptación al medio, a las tecnologías, estéticas y demás sistemas. Siempre vuestra en el correo, Honoria

Autor DANIELA LEWIN PaisCHILE

Hoy en la mañana, temprano, estaba en mi cama dándome vueltas, incomoda, aunque parezca loco, me molestaba mucho la idea de la comercializacion del arte correo. Yo creo que mi molestia iba más allá del arte correo en particular, si no que iba hacia todo tipo de arte: Cómo el arte pierde su esencia cuando el dinero se entromete? Cómo el artista, si no tiene que vender, se libera del sistema y esto se refleja en la sinceridad de su obra?. El daño que hacen los sistemas establecidos al mundo con su insistencia en ponerle precio a todo.

17 .Cuando compré mi primera botella de agua, de agua digo, me di cuenta de esto, y de que yo soy parte de esto también. Pero me niego a aceptarlo todavía No que yo pueda hacer un cambio, los Che Guevaras ya muririeron hace un tiempo. Si no que cambiar mi actitud con el mundo e intentar hacer un cambio en mí para así ser un espejo más amable. El no vender mi arte ha sido una premisa. Siento que ponerle precio le hace perder todo su sentido. El arte correo me interesaba por esa calidad. Una calidad de igualdad. Todas las obras son iguales, ya sea la mia y la de Clemente Padín. Es el sistema ideal de intercambio y de respeto. Se intercambia de acuerdo a lo recibido y si lo recibido no vale, a tus ojos, lo mismo que lo que enviaste, no importa porque se respeta y sabes que tú eres un par de ojos juzgadores más entre millones que pueden ver las cosas de diferente modo. Joseph Beuys es un ejemplo, él vendía sus multiples, pero tengo entendido que a un precio razonable, porque la idea de ellos era su aspecto comunicativo y el aspecto cuestionador de la existencia que tiene todo acto artístico. Este artista decía que el arte estaba en todos nosotros. Somo todos capaces de hacer arte. Que la vida es un acto creativo. Porque la creacion es la única forma de hacer una transformación en la médula de las cosas. Esto porque el acto creativo lleva una voluntad de la persona.

18 . Joseph Beuys Y esta persona al tomar contacto con esta energía propia de trasnformación toma real consciencia de que su voluntad puede hacer cosas. Siento que el arte debe tener un fin más allá que la galeria y el espacio de exhibición, éste debe ser un tema en sí mismo. Sólo porque es necesario para la vida. El que el arte correo entre en el sistema de mercantilización lo desmerece, si su idea básica es la perdida de valor monetario para que prevalezca el simbólico. Todo esto lo digo tratando de respetar al artista que debe hacer su dinero para comer y abrigarse. Pero eso es culpa del sistema que no es equitativo y deja a miles sin comer mientras a unos con miles para comprarse un par de zapatos.

19. Sé que hablo de más porque a mi no me ha faltado, y yo no sé realmente qué significa tener hambre. Pero siento que el arte es esencial casi como el hambre, es la manera que el ser humano canaliza sus emociones y razonamientos. Cómo vender eso? Cómo venderse, si uno como humano expede arte a todo momento. Termino un poco menos incomoda por poder expresar esta molestia que me tenia sin sueño. Ojala que estas divagaciones sirvan un poco para saber mi posición acerca de el arte y arte correo. Mis respetos al Che. Daniela Lewin, Chile.

20. Autor JUAN OROZCO OCAÑA “JOROS” PaisESPAÑA

Juan Orozco Ocaña con Nieves Salvador y José-Carlos Beltrán Opinión No seré yo quién rompa de momento el espíritu del mail art, pero la verdad es que es una oferta muy tentadora. Y luego, cuando los demás participan y venden, piensas: No estaré haciendo el tonto? Es muy interesante la oferta y además las circustancias pueden cambiar a lo largo de la vida y ser aprovechadas. La tentación viene de Marc Florant y se realizará en París. Pero lo que si tengo claro es que nunca entregaría una obra que me ha sido regalada. De momento no voy a participar. Además la convocatoria me ha llegado de forma indirecta. No el se ha molestado en enviármela personalmente. Pero, estaremos haciendo el “camelo”? Bueno, pelillos a la mar

21. Autor FURIO GALLI Pais ITALIA Opinión Queridos amigos, Yo tambièn he participado a pocas entre la iniciativas Mail Art, pero os envio igualmente mi opiniòn No estoy de acuerdo con la venta subasta de arte correo, pero creo che la organizaciòn es libre de intentar esto. Si los artista de arte correo no enviaràn sus trabajos y sus colecciones, la iniciativa automaticamente fallecera. Creo que la cosa mas ofensiva para un artista no sea la subasta, sino el texto que acompagna el comunicado.

22. En particular : ” Aunque marginalizado por largos años, el arte correo ha logrado la mayoría de edad ” Los artistas Mail art han escojido de su voluntad un percurso no comercial! Asi que la cotizaciòn de los trabajos de arte correo es una escojimiento y no un olvido del mercado. Afirmar lo contrario es falso y muy incorrecto. Os invito a pensar en este aspecto y reaccionar enseguida. Un abrazo Furio Galli

Autor MARISA CORTESE Pais ITALIA

MARISA CORTESE ITALIA (Traducción del italiano)

En cuanto a mi opinión, yo no estoy de acuerdo sobre la comercialización del arte postal. El sentido de la gratuidad precisamente, según lo entiendo, no puede ser negado porque es demasiado importante. Marisa

Autor KEIICHI NAKAMURA Pais JAPON

24. OpinionTRANSLATION KEIICHI NAKAMURA JAPÓN (Traducción Del Inglés) He recibido una carta de la subasta de Arte postal. Estoy sorprendido por esta iniciativa fraudulenta. Pienso que el MA es comunicación. Quién venderá nuestras obras de arte. Quién cambió arte postal por dinero? Pienso que nadie. (Porque) es una tontería. Autor VITTORE BARONI Pais ITALIA

25. OpinionTRANSLATION VITTORE BARONI ITALIA (Traducción del italiano)

A esta persona en Francia que organiza Subastas de Arte postal he enviado uno de mis esquemas/diagramas tratando de aclarar cómo realmente funciona el arte postal…espero que comprenda.invisiblemente, oscuramente tuyo Vittore Autor NARCESA MIA Pais USA OpinionTRANSLATION

26. Autor IGOR BARTOLECH Pais SERBIA-MONTENEGRO

OpinionTRANSLATION IGOR BARTOLECH

27. Pais SERBIA-MONTENEGRO (Traducción del Inglés) Querido amigo: Es triste cosa que un movimiento sin ánimo de lucro como es el mail art se aprovechen de él para sacar dinero. Las personas que lo hacen y los potenciales compradores (en su mayoría museos y similares instituciones), serían totalmente excluidos del arte postal. Sé que es una tarea difícil pero no imposible. Podría ser que cada artista decidiese sobre la razón de su propia obra. Yo rechazo toda invitación y rehuyo comunicarme con todo artista postal que pida dinero por sus obras. Sé que tarde o temprano esta es la suerte del MA como fue la suerte de todo movimiento artístico: ser vendido a museos, galerías, coleccionistas,… Pero mientras cambiemos MA, mientras el network siga vivo, esto no debería suceder. Esta prematura (transacción) dinero por arte finalizará nuestra ecuanimidad y comenzarán a juzgar qué MA vale y cuál no. Nuestra propia libertad de acción y nuestra libertad de expresión nos la da por entero el MA. Mantengámosla así mientras sea posible, qué otra cosa podemos hacer? Autor H. R. FRICKER Pais SUIZA

28. Opinión TRANSLATION H.R. FRICKER Pais SUIZA (traducción del inglés)

Querido Clemente: Vende tu archivo, haz turismo y visita aquellos artistas a los que vendiste tus obras. O dona tu archivo a algún museo (gratuita o comercialmente, en ambos casos se eleva el precio por el material original,…porque ahora a los museos le interesa tenerlo). Más tarde o más temprano, cuando los networkers mueran, los archivos van a la papelera,…por todo ello piensa ahora qué le sucede a la hojarasca. Muchos de nosotros la hemos almacenado durante 16 años o más… Si todo artista postal pusiese su archivo a subasta el precio sería muy bajo, de modo que nadie lo vendería todo por entero. Llámalo de manera diferente: manterial network o…? Cordialmente HR Autor CESAR FUIGUEREIDO Pais PORTUGAL

29. Opinion

CESAR FIGUEIREDO PORTUGAL (traducción del Portugues) Hola Amigo Clemente tú sabes mi opinión acerca de esto. Es cierto que cada uno hace lo que cree pero… es claro que si hubiese sido informado de que un hijo de puta cualquiera andaba vendiendo las cosas que yo le había enviado… En mi archivo existen cosas interesantísimas (Brossa, Johnson, Close, etc. etc) pero son mías. Es probable que un día las deje fuera pero vender nunca porque eso sería deshonesto. También tengo una opinión muy particular sobre el comercio de arte, las subastas son todavía peor. Son mierdas para hijos de puta viciados en el arte de comprar. Espero tengas un buen año de Viva la revolución. César Figueiredo PS Da un gran abrazo de mi parte a César Reglero Autor MARTHA ATKINSON Pais INGLATERRA

30. Martha Atkinson con Meter Net Mail, Clemente Padín y Sztuka Fabryka Opinión ESPAÑOL ENGLISH Querido Cesar Es una verguenza!!!! y lo peor es que una vez que uno ha enviado su trabajo a otro no es posible mantener control sobre el, solo queda la fe en el prójimo, pero parece que ahora eso no es suficiente… this is disgusting and made worse because the impossibility of controlling the outcome of trusting others to follow the unwritten code. — Martha Aitchison AutorEMERENCIANO PaisPORTUGAL OpinionTRANSLATION Emerenciano PORTUGAL

31. Querido Amigo: De un modo breve, sobre el asunto es cuestión, puedo decir que desde hace algún tiempo, bastante tiempo, pienso que el arte postal merece cuidada atención sobre su importancia y la definición de principios o creación de un reglamento de participación. Juzgo que sobre mi participación en algunos proyectos, al no haber recibido documentación alguna sobre ellos, desconozco si habrán sido comercializados. La realización de archivos es fundamental, así como la información sobre los autores. Debo decir así que pongo todo mi interés en los objetos que envío, preocupándome por su calidad, pero no sé si esos objetos son apreciados y valorados. Hay por consiguiente, de mi parte, con relación al MA algunas dudas de participación, lo que tal vez explique una disminución de mi entusiasmo. Un abrazo. DRAGONFLY DREAM USA

32. Ummmm, cuál es el propósito de esta subasta? Simplemente la venta? Habrá alguna razón de recaudar por algo? Hace algunos años he visto que había proyectos de arte postal para recaudar fondos en la prevención del SIDA. Yo mismo hice una pequeña propuesta por el cáncer de pecho pero no vendí el arte postal. Mira, esto es una buena cuestión: Yo hice alguna pieza años atrás mientras estaba con aquel proyecto. Era y es un sello de artista que había cruzado libremente en la red artística postal. Otro realizador de sellos de artistas hizo una imagen que puso sobre una web para ayudarnos a recaudar dinero debido a que no tenía ánimo de lucro. Tú puedes comprar camisetas, almohadillas para el mouse, gorras, etc con esta imagen. Estaba tan emocionado que pensaba montar mi propia tienda. Utilicé el sello que yo mismo había hecho sobre el cáncer de pecho. Considero el vender arte una vía en mi misión de promover y lograr ayuda para mi causa. Pero (esto de la subasta) NO es mail art. Eliminadlo! Autor DANIEL DALIGAND Pais FRANCIA

33. OpinionTRANSLATION DANIEL DALIGAND FRANCIA Claro que no estoy de acuerdo! Desde el inicio del arte postal hubo siempre la premisa: el arte postal no se vende. Hace poco he recibido una carta de Anna Banana que hablaba del mismo tema acerca de una galería de New York. Ella mantiene que arte postal puede ser vendido a alguien como parte de un proyecto, para una buena causa, pero no el arte postal que se cambia y se regala. Cada vez más estoy en inconformidad porque pienso que estos artistas postales que viven en París están involucrados en aquella otra subasta de New York. Mis mejores deseos para ti. Que viva el mail art! Autor BARRY SMILE

34. OpinionTRANSLATION BARRY SMILE Subastas de Mail Art? Estoy sorprendido no las esperaba tan pronto. Artistas postales, amigos, los abajo firmantes hemos recibido aquel escrito adjunto con fotografías y te las hemos enviado con el fin de que todos podamos verlas. Sin duda tú conoces nuestra opinion en relación a la comercialización de MA y cómo este elemento podría alterar por completo su esencia, que tiene como principal objetivo el intercambio, haciendo que pase de producto de comunicación a ser estereotipado por las leyes del mercado del arte. En las expo de MA jamás se devolvieron las entradas no habiendo mecanismos para eliminar las obras. Mucha gente por todo el mundo tiene copias gratuitas de mi trabajo porque han querido conservarlo. Del idealismo a la comercialidad no hay más que un paso. El arte postal, para el artista, supuso una vía económica y segura de conseguir una interesante trayectoria con proyección internacional. Sabía que, eventualmente, alguien sacaría caja con mis regalos. He enviado litografías originales hechas a mano en una de mis piezas para una expo de MA. No había enviado una fotocopia baratera en b/n, sino lo que correspondía a un experimentado y profesional artista. Nosotros pensábamos que el MA nunca se movería sino por el territorio establecido por los propios artistas postales jamás por irrelevantes intereses ajenos a nosotros.

35. Toleraremos estas manifestaciones mercantiles o les cerraremos el paso? Te instamos a abrir un diálogo en este sentido y nos ponemos a tu disposición a través del BOEK861 digital para contrastar ideas. Estoy sorprendido de que no te lo esperases. No has tenido experiencias con el mercado del arte y las marcas de moda?. No tengo una colección de MA. Nunca he expuesto. Si tú lo has hecho esta es un asunto moral que sólo tú puedes responder. Concibo que gente que tenga mis proyectos de arte postal los compre y los venda y se los den como regalo y los intercambie por algún servicio. No veo problema moral explícito. Yo he intercambiado arte durante una exposición. He ofrecido siempre el arte. No puedo controlar qué hace una persona con mi regalo. Yo puedo hacer una demanda si los propietarios rompen las leyes del copyright y a mis espaldas hacen una producción masiva de mi trabajo. El arte como regalo

36. Autor DE DECKER GEERT / SZTYKA FABRYKA Pais BELGICA Opinion TRANSLATION De Decker Geert/ Sztuka Fabryka Belgica Hola César: En la dirección hay ya hace algunas semanas otra discusión sobre este tema. Cuando oigo que el mail art está siendo vendido, naturalmente, me conduce a una pregunta ética. Porque cómo puede uno vender MA cuando se ha dicho para conseguirlo que no se destinaba a la venta?. Pero no sólo esta cuestión sino sus consecuencias legales. Yo soy miembro de una organización que protege el copyright de mis obras. Lo he hecho cuando supe que había gente interesada en mis trabajos, y quise protegerme contra la explotación comercial de mi obra. Por ejemplo, imaginemos que yo envío una composición (desinteresadamente) a una productora de música y esta la usa en la portada de un disco obteniendo un beneficio económico.

37. Es obvio que no tienes que formar parte de una organización de este tipo para tener tu propio copyright. Pero en mi caso esto me da derecho a sacar una renta de mis trabajos que estén siendo vendidos hasta 75 años tras mi muerte, como también puedo quitar del mercado aquellas de mis obras que están siendo vendidas. De modo que todo el que vende habiendo recibido obra previamente podría pensar acerca de las consecuencias legales que se desprenden de dicha acción. No estoy en contra de que mi obra sea vendida por ejemplo a los museos por alguien que reutilise el dinero para hacer mail art. Pero si es para una ganancia personal, de acuerdo, entonces yo quiero mi parte. Porque de otro modo sentiré que se ha abusado de mí. Estoy de acuerdo con Mathew Rose, yo tampoco veo ningún problema cuando logro vender algunas obras de arte. Porque el dinero que pueda invertir en MA está en proporción con lo que pueda vender de mi obra. Y esto supone dedicar mucho tiempo y esfuerzo para una sola pieza. Ese dinero ganado con mi pieza de arte me da la posibilidad de gastarlo en arte postal. Y puede ser que en un futuro yo haga adhesivos o camisetas con mis obras y vender aquello también porque su precio de coste es alto.

38. Pero el precio cubrirá la producción y su venta, no sacaré por ello beneficio. Esto siempre ha sido uno de mis sueños, ver mis obras de arte en camisetas, puede que para el próximo año comience con este proyecto. El año pasado he hecho octavillas, este año, adhesivos para el catálogo del pasado Festival y el año siguiente a este, igual me da por hacer Tupperwares. He recibido también yo la carta sobre la subasta en París. La he leído cuidadosamente pero a mí me da mala espina. Todavía hay algunos problemas cuando se llama la atención sobre el beneficio económico que puede generar una obra de arte. En la mejor tradición dadaísta, yo vendería como obra de arte papeles de calcar con mi firma. Saludos De Decker Geert SZTUKA FABRYKA Gallery:

39. SALDAMANDO Pais CHILE Opinion ARTE CORREO CORRE QUE TE CORRE Autor NILDA ENTRE REOS DEL MERCADO!! La noticia recibida desde Paris -ciudad espectáctulo- no hace más que confirmar el espectáculo a que nos convoca Quien da más? Quien da más? Quien da más qué? Libertad? Igualdad? Fraternidad? Quieren dineroooooooo! Quieren dineroooooooo! Cantan Los Prisioneros en esta parte del planeta.

40. En otra parte del planeta, en la Ciudad Espectáculo quieren Dinero, gestores gerentes quieren dinero por el arte correo que realizan artistas independientes por pura Libertad Igualdad y Fraternidad! Tensiones propias de zonas en controversia. Demonio de Dinero al Diablo Contigo. Pienso que toda expresión de arte y por cierto, arte correo, queda fuera del valor económico aunque se lo trance a un precio. Da lo mismo cual. La transacción en dinero solo pone en valor el poder de adquirir como propiedad privada una realización de arte, y no la creación de universo simbólico que esa realización expresa, o sea el dinero no pone en valor ninguna obra, está definido en la transacción del mercado, una pura cuestión de oferta y demanda. Siento que cada artista es responsable de las rutas que decide para sus realizaciones y también de sus consecuencias. Y en arte correo cada envío se expone a ser convertido en propiedad privada de alguien, aunque la recepción sea gratuita, sin considerar la donación que se hace al cartero. La gratuidad de una realización de arte no la hace mejor objeto de comunicación que una valorada en dinero. El valor expresivo de una realización de arte y sus alcances culturales, a mi modo de ver, están fuera de los códigos mercantiles : gratuito / pagado. Los artistas independientes de arte, y de arte correo intervienen la geografía y tiempo tal cual ocurre, cruce de necesidades e intereses diversos. Y esta noticia pone un desafío más. Como conjugar este hecho??

41. A partir de las propias y genuinas expresiones que han de difundirse por los alcances culturales del arte correo, que subastas más subasta menos, el espectáculo vive y muere en su propio lugar: el mercado. Las artes son de otro dominio. cordialmente nilda saldamando-díaz poeta experimental

Autor FRANCESCO MANDRINO Pais ITALIA Opinion NO SE VENDE EL MAIL ART NO SE COMPRA PONEMOS EN PLAZA A LOS DESHONESTOS PONEMOS A LA PICOTA LOS PILLOS STIDNA

42. Alguien sabe quién adquirió una obra de colectivo Stidna! titulada “Ex Libris” que fue enviada a una bienal o muestra de poesía experimental en un país de Sudamérica entre 1996 o 1998 (preferimos olvidar todo lo relacionado con el tema en su momento) y que fue solicitada a través de la red de mail art para su muestra y posterior archivo, pero que finalmente se puso a la venta a través de internet por 50 USD, sin consultar previamente ni tan siquiera informar a los autores? Después de ello, abandonamos las redes del mail art y por ello ya no nos interesa en absoluto este debate. UN DÍA UN HOMBRE POCO SABIO DIJO: – HE DESCUBIERTO QUE MI MUJER SE ACOPLA CON OTRO HOMBRE, ENTONCES YO, PARA CASTIGARLA, MI SOY CORTADO LOS COJONES. –

43. Autor IRENE RONCHETTI Pais ARGENTINA Opinion

Cesar, Clemente; “Marginalizado por largos años” acaso salir de la marginalidad es “hacer negocio”? Deduzco que algunos de aquellos que han recibido arte correo en el pasado han modificado ahora sus criterios y pretenden beneficiarse económicamente. Los autores del texto dicen haber “reflexionado” sobre esta area, pues triste reflexión han hecho. Ninguna “ley francesa” tiene el derecho a desoir las leyes implícitas con que el mailart se manejó, a sí mismo, hasta ahora. Porque todos sabemos que existe un ” bastarse a sí mismo” en esto de la comunicación a distancia, que es, en definitiva,lo que constituye su esencia. Que estos señores “subastadores”,no enturbien con sus reflexiones esta esencia,o lo que ellos mismos catalogan como “diafanidad del artecorreo”. irene ronchetti (A & C – arte y correo)

44 Autor F. XAVIER FORES Pais ESPAÑA Forés con José-Carlos Beltrán y César Reglero Opinión Sinceramente creo que el arte postal debe cumplir el papel que le corresponde: arte social y de intercambio entre artistas. El mercantilismo destruiría el “arte por el arte” y provocaría intervencionismo provocando todo lo contrario de su principal objetivo: “arte de todos y para todos”. Estoy de acuerdo en que el arte correo no tiene ni la suerte ni el reconocimiento de otras modalidades de arte, pero con el buen hacer de todos los artistas seguro que lo colocaremos en el lugar que se merece. Salut para el mail-art F. Xavier Forés

45. Autor HILDA PAZ Pais ARGENTINA Opinion No dejemos que el capitalismo feroz neutralice nuestras ideas,mercatilizandolas Es una forma de tener control sobre nuestros actos creativos y manejar a su antojo algo que se les va de las manos el mail art nacio para andar por los bordes desnudo como vino al mundo No a la venta del mail art No a la traicion que se propone en esa propuesta Hilda Paz

46. Autor XER RECSENS Pais ESPAÑA Xer

Opinion CREO QUE EL MERCADO ES LIBRE Y QUE PUEDE EXISTIR AUTOCONTROL PERO NO CENSURA. OK xer recsens Autor MONTSE FORNOS Pais ESPAÑA Opinion De piratas y mercenarios la historia está llena, y parece que una vez más se repite. Lo que me pregunto es si hay algún marco legal que permita la denuncia de hechos así. Venta de mail art? Creo que no. Y no porque me oponga a que los artistas vendan sus obras, sino porque la filosofía del mail art no permite la transacción económica de las obras enviadas para las convocatorias. Si hay que hablar de venta, habría que hacerlo en términos de obras hechas para ese fin, y no de obras enviadas como participaciones de mail art. Montse Fornós, Barcelona

47. Autor CLAUDIO JACCARINO Pais ITALIA

Opinión Para la red de arte postal. De un lado me parece que mantener los hechos de la gratuidad y del intercambio, del baratto, dell’apertura, incclusion de todos, no seleccion, es fundamental. De otro lado veo que episodios como los que tu hablas se van difundiendo. Me parece que los unico es continuar con su proprio camino. Insistiendo sin miedo con un camino solitario y solidario. CiaoClaudio

48. Autor MONICA GALLARDO “ULA” Pais ARGENTINA Opinion Hola!, Cesar: no tenia idea de esto, no se puede difundir los nombres de los que organizaron la bienal?. no se si viene al caso, ya que este tema del mailart es, a mi parecer, un poco descontrolado. Eso si, si luego las venden, quizas jamas me entere. He visto infinidad de calls, que solo piden y no dicen para que ni donde, por lo que a mi respecta, envio solo a aquellas convocatorias que informan que van a hacer con la obra, y el lugar de exposicion. Te saluda ula.

49. EMERENCIANO PORTUGAL Caro amigo De um modo breve, sobre o assunto em questão, posso dizer que desde há algum tempo, bastante tempo, penso que a arte postal, ou MAIL ART, merece atenção cuidada sobre a sua importância e a definição de princípios, ou criação de um regulamento de participação. Julgo que sobre a minha participação em algumas realizações, com destaque para as exposições, não tenho recebido qualquer documentação, e desconheço se os meus trabalhos têm sido comercializados. A constituição de arquivos é fundamental, com a informação aos autores. Devo dizer ainda que ponho todo o meu interesse nos objectos que envio, preocupando-me com a sua qualidade, mas não sei se esses objectos são apreciados e avaliados.há por conseguinte da minha parte com relação à MAIL ART algumas dúvidas de participação, o que talvez explique uma deminuição do meu entusiasmo. Um abraço Emerenciano> Autor MARCELO LOPEZ Pais MEXICO

50. Seguramente se venderán! Lo que es gratis finalmente una serie de consumidores lo quieren comprar para tenerlo en su colección a cualquier precio Como confías en que tu obra se va hacia el otro lado del mundo y gratis! Quiero decir, sin un compromiso de que esta aquí con nosotros! Y no será vendida. Seguramente mis collages se venderán y seré famoso! Espero que quien los tenga sea muy feliz! Que más se puede hacer Si se envían Mail_Art sin compromisos a todas partes? Cerrar mas el circulo de participantes? Seguramente es un punto a discutir De cualquier forma envía este texto a mas Mail_Art compañeros Y que viva y siga viviendo el Mail_Art! En el mundo!

51. Seasky Autor JORGE ISMAEL Pais MEXICO La subasta de arte correo es una muestra más de la estúpida falta de sensibilidad de los comerciantes pijos, los argumentos son ofensivos, arte correo es una trinchera y en esta guerra por conservar nuestras ideas e identidades, quien la quiere conquistar y deformar es un enemigo y quien la entregue será un traidor. Saludos afectuosos para la resistencia. Jorge Ismael Rodríguez Autor SILVIO DE GRACIA/ HOTEL DADA Pais ARGENTINA

52. César: Al recibir la información sobre la subasta de arte correo no he podido reprimir una sonrisa. Quienes impulsan esta subasta incurren en un absoluto absurdo conceptual. Parece que desconocen el espíritu del Arte Correo, o bien lo conocen (esto es mucho más grave) y pretenden generar una división dentro del seno del movimiento. En cualquiera de los dos casos, creo que buscan sus 15 minutos de fama a costa del Arte Correo, y por eso sostienen una propuesta que expresa un descaro y un cinismo totalmente condenables. Aunque lo que más me preocupa es la posible respuesta que pueda llegar a tener la convocatoria. Lo que más temo es que algunos mailartistas se sientan tentados de participar en este verdadero atropello a la esencia del Arte Correo. Quienes estén pensando en participar en la subasta deben tener muy claro que Arte Correo y negocio no se mezclan. Si el Arte Correo se vende deja de ser Arte Correo. Considero imprescindible que podamos acceder al listado de aquellos que participen en la subasta para proceder a aislarlos inmediatamente de la red.

53. Si bien el Arte Correo sostiene como un valor fundamental la tolerancia, esta vez, bajo ningún punto de vista, se puede aceptar lo que constituiría una verdadera traición. Propongo, finalmente, que, además de discutir entre nosotros, asumamos un papel más combativo y nos comuniquemos con los organizadores de la subasta para hacerles saber de nuestro profundo rechazo. Sólo los mail-artistas podemos definir el futuro del Arte Correo. No podemos permitir que galerías, museos y oportunistas desconocidos violenten y desnaturalicen nuestra Eternal Network. El Arte Correo no se vende. NO A LA SUBASTA DE ARTE CORREO!!!!! SILVIO DE GRACIA HOTEL DaDA- ARGENTINA- Autor AGUSTIN CALVO Pais ESPAÑA

54. Opinion Vi lo de la subasta de Mail Art y me pareció una broma, si quieren hacer subastas porqué nombran el Mail Art? Autor FRANKLIN FERNANDEZ Pais VENEZUELA

55. Hola: abrazos desde Venezuela. Queridos Clemente y Cesar: Soy poeta. Los poetas no venden sus obras. Un poeta jamás vendería un don. Un poema no se puede vender. Y es que vender poemas es ilícito: tráfico de almas. No estoy de acuerdo con vender nada. Ni la postal, ni siquiera la estampilla. Personalmente me cuesta mucho desprenderme de algo. Generalmente regalo muchos de mis poemas-objetos, de mis dibujos, mis pinturas a amigos que verdaderamente valoran lo que hago. Me alegra lo que piensan unos sobre el tema y me entristece lo que sienten otros. Soy pobre y el dinero no me ha servido para nada. Crear lo que considero importante viene de adentro, no de afuera. Lo de afuera, el entorno que me rodea, digamos; la basura, me ha dado más. Considero que con poco he dado mucho. Actualmente tengo 22 poemas-objetos en el Museo de Arte Contemporaneo de Caracas Sofía Imber y ya quieren comprarmelas todas. Mi respuesta ha sido un NO contundente. No vendo mi alma al diablo!. Un fuerte abrazo, Franklin Fernández. Autor ANTONIO CARES Pais CHILE

56. OpinionAmigo cesar: estoy completamente de acuerdo contigo. el arte postal debe continuar su camino libre como siempre. atentamente antonio cares. Autor TOMAS CAMACHO Pais ESPAÑA

57 .Opinion La practica de subastas mediante el arte postal o del arte postal están absolutamente en discordia con los principios que rigen esta practica del arte: propuesta de proyecto, envío, recepción, respuesta, clasificación, exposición, publicación y archivo. No ha de tener el arte postal una función lucrativa sino emotiva,relación. Tiene que servir para despertar conciencias, o simplemente,para divertir. Todo artista tiene derecho a ganarse la vida con su arte, pero para esta faceta creo que tiene que utilizar otros cauces. Ello no impide que alguien pueda practicar este tipo de mercadeo, pero utilizará el nombre del arte postal en vano. Para mí el arte no está en poseerlo sino en compartirlo, para mí no

58. tienen sentido las obras en manos privadas (aunque en algún caso pueda representar una manera ideal de conservarlas y transmitirlas finalmente al dominio público). Estoy en contra del carácter especulativo del arte, pero no puedo negar la existencia de un mercado, y qué mercado! Subastas de arte postal? No, gracias. Tomàs Camacho

59 .Autor IBIRICO Pais ESPAÑA Estimado compañero Padín: Como verás, tratan de contaminar de las pocas cosas que quedaban aún impolutas, aunque si mal no recuerdo-as, hubo por ahi una galeria en Italia que trató de hacer algo parecido, y nos lanzamos todos los mail-artistas como lobos, y echó marcha atrás, que es lo que hay que conseguir… Pero como se puede involucrar al arte-correo en una subasta? para eso hay otros medios, vease donaciones de obras pictoricas, grabados,

60. incluso aportaciones economicas etc..etc.. Compañeros mail-artistas, unámonos para que eso no ocurra, y enviémosles miles de cartas quejándonos!!! Un abrazo fuerte. Ibirico Autor GIANNI SIMONE Pais JAPON/ITALIA

61. Alguien sabe el de quien dirige esta galeria?

62. Tengo un monton de obras de arte correo de las que me quiero deshacer y hacer algo de dinero en el proceso…quiero saber qu tipo de material ha recogido la galeria. Nosotros sabemos que entre las obras que se intercambian hay las que tienen un pequeño valor comercial potencial. Cuando entreviste al distribuidor del arte Steven Leiber en mi revista KAIRAN, dijo que cuando habla acerca de “arte correo”, 鼢 hablaba de “arte postal”, nombre creado por artistas establecidos tradicionales. Bien, cual es el … Gianni AutorMónica “Ula” Gallardo PaisArgentina Hola, es indudable e inevitable, la maquinaria de la subasta ya esta funcionando, y ya estaran apareciendo abominables “mailartmarchants” exprimiendo a los artistas que quieran mostrar su obra, con los escasisimos beneficios que brindan, (por lo que conozco de su manejo en argentina). quien quiera subasta, que la tenga, quien no la quiera, que prescinda. si, adhiero por un proyecto para conseguir gratuidad o descuentos en

63. los envios de arte correo, en las oficinas postales del pais de origen. luego se verian las cuestiones operativas para acreditar dichos envios. con subasta o sin subasta, la demanda la determina la mayoria, por cuanto, seria interesante unirse con un fin comun usando la comunicacion por internet. adhiero para preservar al mailart de la contaminacion mercantilista. por amor al arte, ula. Autor JOHN BENNET Pais USA Cesar y Celmente – No me gusta para nada la venta del arte correo – aunque en el nivel de los coleccionistas, es inevitable. Pero en la zona que podemos controlar, la creacion, distribucion, exhibicion, y archivar del arte correo debe ser libre y sin intervenciones comerciales en cuanto posible. John M. Bennett Autor TALLER DE ZENON / MIGUEL JIMENEZ “ZENON” Pais ESPAÑA

64. Hola Cesar, desde que recibimos tu comunicacion sobre la subasta a realizar estamos en un sin vivir… por eso El Taller de Zenón quiere sumarse al colectivo de mailartistas del mundo mundial y rechazar cualquier intento de comercializacion del Arte Postal. Entonemos todos juntos… vamos alla!! Ni se compra ni se vende el mailart verdadero ni se compra ni se vende No hay en el mundo dinero para comprar mailartistas :- #_)) Saludos de Zenón Arte Postal en El Taller : Autor MANUEL CALVARRO Pais ESPAÑA

65. COMO YO ME ENTERE QUE ALGUIEN OSA COMERCIAR CON ALGUNO DE MIS “RELICARIOS DE HUELVA” QUE EN SU DÍA RECIBIÓ DE FORMA ALTRUISTA, DESINTERESADA Y GRATIS SE LA CARGA. EL QUE AVISA NO ES TRAIDOR! (HE DICHO) Autor ALMEIDA E SOUSA/ MANDRAGORA Pais PORTUGAL

66. OpinionAmigos: estou a ficar louco!?… vender obras de mai art?… muito bem. Proponho uma alternativa: UM RITUAL DE FOGO. Que te parece?… Uma grande performance cheia de chamas… um grandioso abraço almeida e sousa Autor FRANCESCO MANDRINO Pais ITALIA

67. Amigos Mailartistas, no hay alguna novedad de que asombrarse, después del acaparamiento de obras de Mail Art de vender bajo cuerda, los “concursos” de mail art con correspondientes jurados y premios, llega ahora las astas públicas. No supimos nosotros quizás ya que cada propuesta nueva no es otra que un nuevo modo de rascar el fondo de la cuba? Queda escrito con carácteres de fuego, que el Mail Art no impone selecciones y no pone prohibiciones. Pues una vez más ocurre que para reconocer los caballos asmàticos sea necesario dejarlos correr: ellos no llegarán lejano. Yo pienso que no deberíamos oponernos a alguna iniciativa, tampoco si a nuestro juicio utiliza el nombre “Mail Art” de modo discutible, más bien, pienso que deberíamos llevarla ante todo a conocimiento a los artistas que creemos los más correctos; sucesivamente sería necesario difundir la lista de los participantes a tales iniciativas para dar modo a cada uno de decidir si entretener relaciones con ellos. “UBI MAIOR MINOR CESSAT” dónde el mayor existe, el menor deja de existir. Fraternos saludos, Francesco Mandrino.

Ibírico, Reglero, Valdor y Alcalá: «El Mail Art es el arte más democrático. Con un simple sello, puedes participar»

NOTA PREVIA. Esta entrevista radiofónica celebrada  en la Emisora Espacies (Revista de Cultura de los Infraordinario)  fue publicada el 14 de enero del 2019. Su reedición es pertinente un año después, en enero del 2020 por  cuanto el MideCiant se dispone a celebrar su 30 aniversario siendo estas donaciones de mail art las que van a constituir un punto central del mismo que se remata con una convocatoria realizada por desde su sede y que van a poner en conexión la historia pasada y presente del arte postal en una exposición conmemorativa en la UCLM.

César Reglero.- El Mail Art es el arte más democrático que existe. Con un simple sello, tú participas en la convocatoria, en una exposición, en un evento, en un experimento y es cierto…sin censura, sin jurado, sin selección…todos pueden ser artistas, o sea que son parámetros que rompen con todo lo establecido. El problema es cuando tienes que decidir entre comprar un sello o comerte un bocadillo, que es lo que pasa en África y en zonas de Asia. Entonces llega la paradoja de que siendo el arte más democrático del mundo, hay zonas del mundo que no llega al sello siquiera. Cuando ves un mapa de los participantes en una convocatoria de Mail Art, encuentras participantes de Europa, América del Norte y del Sur, pero luego zona de Asia y zona de África, no hay ni uno porque tienen que decidir entre comprar un sello o comprar un bocadillo, es algo a tener en cuenta.

El C1425 de Buenos Aires, el 28050 de Madrid o el 29007 de Málaga tienen en común que todos nos remiten a calles que se llaman Jorge Luis Borges. Allí quizá espere alguien la postal que trae la respuesta a la última frase dictada el maestro: “Norah, siempre pienso en ustedes y en el jardín desde el balcón”.

A través de estos rectángulos de cartón de nueve por trece centímetros a los que se llamaban postales podemos recomponer la vida cotidiana que los libros de historia dejaron fuera.

Recientemente tres de los principales autores y coleccionistas del Mail Art en España como son Ibirico, César Reglero y Salvador Benincasa, han donado sus colecciones particulares al CAAC (Colecciones y Archivos de Arte Contemporáneo) de la Universidad de Castilla-La Mancha ubicadas en la Facultad de Bellas Artes de Cuenca. A la cita acuden acompañados del catedrático Procedimientos Gráficos de Expresión y Tecnologías de la Imagen y director de las CAAC, José Ramón Alcalá. También nos acompañó en esta conversación Beatriz Escribano,  jefa de colecciones del MIDE y experta en Mail Art. Con ellos, hemos hablado de mail art tratando de reconstruir a través de él a una historia del arte diferente y heterodoxa.

Para ponernos en contexto: ¿En qué consiste esta colección, cúal es su importancia? ¿Cómo se integra esta colección de Mail Art en un museo Media Art?

José Ramón Alcalá.- Lo primero que hay que hacer es agradecerles muchísimo que hayan confiado en nosotros, en la Facultad de Bellas Artes, en un museo tan raro y específico como es el Museo Internacional de Electrografía de Cuenca. Se trata de una colección formada por tres colecciones al mismo tiempo, que de alguna manera cuentan la historia del Mail Art. El Mail Art es el arte postal, el Mail Art es una vanguardia artística, una serie de prácticas que surgen a mediados de los 50, cuando ya empieza a haber una cierta capacidad para mover, para multiplicar información, porque la idea es meter en sobres y mandar por correo postal a otros artistas nuestras creaciones.

Creaciones que de alguna manera también tendrán un regreso. Esta práctica intoxicó a muchos movimientos; es decir, esta práctica insufló ideas, innovación, insufló activismo a movimientos tan importantes de la mitad del siglo XX, como fueron el Arte Conceptual o el Fluxus, Happening, y también a otras técnicas como el Copy Art o el Fax Art.

Y ese patrimonio es el que en estos momentos tres artistas muy representativos de Mail Art, como son Ibirico, Valdor y César Reglero, recopilan y constituyen una colección que tiene un relato. Una colección que ha sido donada al Museo Internacional de Electrografía.

Beatriz Escribano.- Nosotros hacemos la continuación de la línea. Los primeros artistas que utilizaron la fotocopiadora fueron de hecho mail-artistas, para ayudar a multiplicar las obras y poder enviarlas.

Por eso para nosotros se trata de completar la línea histórica que estamos haciendo desde las primeras fotocopiadoras en blanco y negro hasta lo digital, y sobre todo a través de una tecnología que se está utilizando en los últimos años que es la Media Archeology, que trata de estudiar eso, lo que es la arqueología de los medios que estamos empleando ahora: fotocopiadora, faxes, etc.

¿Cúal es la pieza iniciática de vuestra colección?

Ibirico.- A raíz de estar aquí en Cuenca, precisamente en un taller de electrografía con Rubén Tortosa y con José Ramón; a partir de ahí me vino la idea de hacer un fanzine y de instituir la asociación de mail-artistas españoles. Contacté con los más importantes y empecé a editar un fanzine que fotocopiaba, pero que antes lo hacía prácticamente artesanal, pegando, haciendo una especie de collage. Y a partir de ahí, en ese fanzine se ponían todas las convocatorias, convocatorias de lo más loco. Luego seguí haciendo Mail Art.

Es muy interesante viendo el resto de artistas o el resto de conceptos de artistas, como el Mail Art tiene un componente colectivo de trabajo colectivo, no se entiende el arte individual

Valdor.- No, individual no.  Yo puedo hacer una postal, me la guardo. No tiene sentido. En mi caso creo que nací postalero sin saber que existía el arte postal. Sin saberlo, porque yo a mis amistades, desde niño, siempre les dibuje postalitas por cumpleaños o celebraciones. ¿Por qué iba a comprar una postal de estas prefabricadas, pudiendo hacerla original?  Y en Navidad lo sigo haciendo todavía, envío unas 220 postales, todas trabajadas con una base, pero cada una trabajada.

Reglero.- Cuando a través de otro colega descubrí un mundo de arte postal, fue precisamente una vez que participe en una actividad organizada por el amigo Ibirico y claro a partir de ahí me complique más.

¿Cual sería el futuro soñado de esta colección?

José Ramón Alcalá.- El futuro de esta colección es que haya un sitio en el mundo donde de manera institucional, existe un relato que ponga en valor y que sea capaz de difundir a través de los medios más capaces y eficientes de difusión, una actividad que es la manera de poner en funcionamiento muchos nuevos paradigmas del arte contemporáneo que surgen en la segunda mitad del siglo XX.  Es decir hemos hablado de colectivización, hemos hablado de multiplicar la imagen, hemos hablado del “feedback”, hemos hablado de cosas que hoy son la base del arte actual, del arte digital, pero que hubo un previo que ya conceptualmente estaba preparado para ser hecho y hecho con lo que eran medios analógicos.

Esta colección debería de alguna manera, convertirse en algo más que una colección, es decir convertirse en el relato de esos archivos que construyen una historia, en base a un patrimonio real, un conocimiento sobre él y una estrategia de incorporación de inclusión y de contextualización en la historia del arte. Es decir, lo que vengo a explicar es que el valor que podía tener esta colección como otras que tiene el MIDE es rellenar las lagunas, que en la historia del arte contemporáneo sigue existiendo, porque la historia del arte, la cuentan los grandes museos. Sólo lo que está en los grandes museos, es lo que pasa y es llamado historia del arte. Entonces los grandes museos, van siempre muy atrás, porque para que algo esté en el museo, necesita que haya coleccionismo. Para que haya coleccionismo, necesita que haya deseo. Y que para que haya deseo, necesita que haya conocimiento. Hasta que este proceso no se produce, el museo no se interesa por ello.  Hay mucho academicismo en los grandes museos de arte contemporáneo y hay prácticas que definen mucho mejor nuestra contemporaneidad, que por no tener todavía un relato, no están ocupando ese lugar en los museos que dicen que están hablando de nuestro tiempo.

¿Es un arte sincrónico y global?

César Reglero.- El Mail Art es el arte más democrático que existe. Con un simple sello, tú participas en la convocatoria, en una exposición, en un evento, en un experimento y es cierto…sin censura, sin jurado, sin selección…todos pueden ser artistas, o sea que son parámetros que rompen con todo lo establecido.

El problema es cuando tienes que decidir entre comprar un sello o comerte un bocadillo, que es lo que pasa en África y en zonas de Asia. Entonces llega la paradoja de que siendo el arte más democrático del mundo, hay zonas del mundo que no llega al sello siquiera. Cuando ves un mapa de los participantes en una convocatoria de Mail Art, encuentras participantes de Europa, América del Norte y del Sur, pero luego zona de Asia y zona de África, no hay ni uno porque tienen que decidir entre comprar un sello o comprar un bocadillo, es algo a tener en cuenta.

Valdor.- Según qué zona, por ejemplo el sur de Chile, existe una comunidad mapuche, todavía con toda la democracia en el mundo que puede haber, se controla lo que se manda.

¿El Mail Art tiene componente político?

Valdor.- No es obligado, pero digamos que esencialmente en Sudamérica sí. Allí lo hemos utilizado como defensa.

César Reglero.- Más que político, es voluntario. El Mail Art tiene una base que ya propicia la solidaridad, la colaboración, la defensa de la libertad de expresión, pero ya por su propia base, no porque la base diga que pertenecemos a esto, ni a la izquierda ni a la derecha, ni a nada.

¿Por qué no ha llegado a entrar en los canales comerciales, ni en las grandes colecciones?  

Valdor.- Una de las bases que tratamos de mantener es que es anticomercial.

Ibirico.- Ha habido intentos. Galerías que han intentado vender Mail Art. Nos hemos negado rotundamente y además lo hemos denunciado, porque es un arte, digamos que tiene el valor, pero no un valor crediticio.

Valdor.- No he discutido con nadie, simplemente lo he quitado de mi lista. No está escrito en ningun lado pero está escrito en los corazones que evidentemente hay personas con un jerarquía artística excelente, pero que no. Dedicate a vivir del arte, pero de otra cosa, no del Mail Art.

P.- ¿Pero eso supone el amateurismo del artista?

Reglero.- No es un arte de amateur, es un arte total, es la idea de toda disciplina artística, el concepto de todos son artistas, porque no hay selección de jurado, no hay dinero.

Ibírico.- De hecho hay muchos artistas que hacemos Mail Art, pero después tenemos una trayectoria como artistas. Yo hago exposiciones de pintura y vendo. También hago grabado y poesía visual. Una cosa no está reñida con la otra.

Reglero.- El Mail Art está considerado el movimiento masivo de arte más grande de toda la historia. Por eso, hay que preguntarse por qué después de sesenta años sigue siendo el movimento de arte más masivo. Algo tiene. El corazoncito. El sentimiento.

Además tiene una peculiaridad muy interesante que es que resulta que cuando no hay selección, ni jurado, ni dinero, ni institución, entonces te queda la creación en estado puro.  Cuando estás pendiente de un mercado y pendiente de una obra, tú te atienes a lo que se compra. Es una gozada el quitarte todo ese lastre de encima y hacer lo que te dé la gana, en el formato que te dé la gana y en el soporte que te dé la gana. Eso tiene mucho que ver con que siga siendo masivo después de 60 años

.P.- ¿Existen estilos y corrientes dentro del Mail Art?

Valdor.- Cada uno tiene una línea general y una forma de ser. Las técnicas son libres. No hay estilos obligados para nadie.

P.- ¿Cuántas piezas forman la colección donada?

César Reglero.- Cinco mil originales, con una característica que es que en el mundo del Mail Art hay muchas ramificaciones. Obras originales dentro de libros, fanzines, colecciones, variaciones.

José Ramón Alcalá.- La electrografía para el Mail Art es una forma técnica, totalmente inédita que va a permitir hacer algo radical, underground y revolucionario.  Es decir vamos a poder poner la obra de arte, en un soporte basura, que sea capaz de ser metido en un sobre y que cuando llegue a destino se despliegue y siga siendo una obra de arte. En segundo lugar, como se va a reproducir tantas veces, de entrada no va a poder tener valor, porque va a ser reproducible, infinitamente.

Entonces ya estamos entrando en una serie de características que es a lo que al Museo Internacional de Electrografía (MIDE) le interesa del Mail Art. El museo atiende a las técnicas electrográficas porque son instrumentos, son técnicas, son procesos que en el fondo son conceptualizaciones, de la manera en la que va a haber un nuevo arte.  Y ese nuevo arte va a cambiar los paradigmas del arte de siempre. Entonces el arte de siempre ha sido caro, ha sido único, ha estado firmado, ha sido de autoría, ha estado en soportes nobles, ha estado colgado en las paredes de los museos.

Gracias a estos procesos electromecanicos y luego digitales, el arte se va a poder hacer de una manera completamente diferente. Es decir, multiple hasta el infinito, con autoría multiplicada, o sin autoría, en soportes que se pueden arrugar y meter en el bolsillo, que no hace falta colgar en una pared, que pueden llegar a cinco mil personas al mismo tiempo, y esa es la conexión. Lo que el museo de electrografía agradece al Mail Art, es que entra de repente un movimiento activista, que ha sabido dinamitar ese proceso. El mail como idea de convocatoria, no está sino oponiendo a las bases de lo que hoy son las convocatorias por internet.  Cuando la gente hace el movimiento #MeToo o cuando la gente hace una quedada a través del movil y tres mil personas quedan en una plaza, esta idea ya estaba fundada en el mundo analógico por el Mail Art. Es la misma idea. Por eso es tan importante que mis alumnos que están ideando ser activistas a través de internet, a través de las redes sociales, a través del mundo digital y de la sociedad digital en la que viven, comprendan que habido artistas que antes de existir estos medios que ya han conseguido llevar a máximos la idea. La necesidad estaba creada y la estrategia estaba puesta en funcionamiento. Eso era el Mail Art.

Entrevista realizada por: Elena MuñozInés Villodre y Jose An. Montero / Fotos: Alex Basha

Ibírico, Reglero, Valdor y Alcalá: «El Mail Art es el arte más democrático. Con un simple sello, puedes participar»